LA QUEJA EN EL OBESO

La queja es una acción recurrente en nosotros los obesos. Nos quejamos de nuestros dolores, de la vida, de la pareja, de la situación del país, de casi todo, menos de la comida en exceso. La queja nos proporciona esa catarsis necesaria que nos da cierto respiro para poder seguir comiendo mas debido a que el mundo no sirve y de paso nadie nos quiere. Quejarnos es casi tan placentero como comer. Ahora bien, no es una queja por quejarse, es más bien un grito de auxilio que no queremos que nadie oiga, es una disposición a decir que nos sentimos mal pero no podemos parar de hacer lo necesario para matarnos a nosotros mismos comiendo. Quejarnos es un proceso mediante el cual, le decimos al mundo que estamos mal y no estamos mejorando. El problema de la queja es que siempre es fastidiosa, no aporta soluciones y ¿de qué te vas a quejar si comes como un cochino y no haces dieta? Pregunta que generalmente nos hacen “nuestros seres queridos”.

 

 

En caso que desee una consulta, puede llenar el siguiente formulario y le serán enviados los datos pertinentes a tal fin

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s