LA LECCIÓN QUE DEJA PUERTO RICO

Es imposible comparar lo que ocurre en #PuertoRico con lo que pasa en #Venezuela. Pero si podemos extraer algunas lecciones.

1. La sociedad de Puerto Rico no dejó pasar lo que consideró una violacion de sus derechos. No le perdonó absolutamente nada a Rosello.

2. Actuaron en la calle y no pararon. Sin llamado de político opositor ni enfriamiento porque algún político los haya mandado a la casa.

3. No dejaron que el gobierno pasara años controlando todo antes de protestar.

4. No se hicieron con la estupidez de estar pensando en líderes políticos, héroes, y todas esa paja de gesta heroica que sólo trae fanatismo social.

5. La sociedad estaba unida y todos remaron al mismo sitio.

6. Los artistas e influencer no estaban haciendo marketing, estaban luchando de verdad y generando tendencia constante en redes y medios.

En Venezuela no ocurrió así y por eso no se debe comparar.

1. El pueblo idolatró a un militar que se hizo con todo el poder
2. Cuando empezaron los abusos el pueblo dejó que estos pasaran sin hacer nada
3. Se fueron violando las instituciones y el pueblo no le importaba
4. Se violaron la economía y el venezolano era feliz con cadivi
5. Cuando por fin el pueblo empezó a reaccionar, hizo caso a políticos opositores y enfriaban todo constantemente (sigue pasando)
6. Cuando por fin hubo reacción, el régimen era una dictadura y mataba a los ciudadanos (y sigue matando). Ya era tarde.

Es por esto que no se puede comparar pero si se puede aprender. Cuando Venezuela salga del infierno, la lección tiene que ser aprendida.

Nunca más idolatrar a ningún político, nunca más confiar en ningún político y si es militar menos que menos, no dejarse comprar por dinero, clap, “programas sociales”, etc y ante la mínima cosa, no dejar pasar absolutamente nada.

Anuncios

EL DÍA QUE ME CONVIRTIERON EN PERSEGUIDO POLÍTICO

En cadena nacional el día de hoy se anuncia que el régimen quiere apresarme por mis ideas y opiniones. Dicen que yo incito al odio.

La verdad es que si los odio. Los detesto con toda la fuerza de mi corazón. Son una dictadura atroz, horrible, que ha llenado de sufrimiento y dolor mi amado país.

Les deseo la peor de las suertes? Si, sin duda. Quiero lo peor para ellos? Si, sin duda.

Ser un perseguido político de un régimen rechazado por el mundo civilizado es un honor. Yo no oculto mi sentimiento hacia ellos y lo seguiré diciendo. Al igual que no oculto mis sentimientos ante los militares traidores y cobardes que aún se le paran firme a maduro y rechazo profundamente a todo aquel que apoye la dictadura del régimen chavista.

Tengo miedo? Claro que tengo. Ellos tienen tentáculos en todas partes, pero mi amor por Venezuela es mayor que mi miedo, y no voy a flaquear en mi lucha contra ellos. Se que tengo influencia, se que la gente me presta atención y valora mi criterio, y por eso ellos me temen. Así que seguiré usando esa influencia para luchar contra ellos hasta que desaparezcan de mi patria.

Amo a mi país, amo a su gente. No voy a disminuir mi intensidad porque ahora yo sea un perseguido político.

Ahora seré mucho más intenso y con más fuerza.

Nos vemos en libertad Venezuela. Promesa!!
#HabiaQueDecirlo