El Divorcio. ¿Un acto para redes sociales?