CONSIDERACIONES SOBRE LA PSIQUIATRÍA Y LA PSICOLOGÍA EN EL TRATAMIENTO DE LA OBESIDAD

Una de los escollos en la lucha contra la obesidad que me ha tocado vivir como psicólogo, es la idea de que el psiquiatra es más importante para tratar la obesidad que el psicólogo. Quienes esto piensan generalmente son médicos (lo que es lógico por ser colegas), pero la realidad dista mucho de este criterio. Veamos:

Las causas de la obesidad pueden ser variadas, desde aspectos genéticos hasta trastornos de la personalidad, pasando por cientos de etiologías que van desde lo hormonal hasta lo psicológico. En este sentido el problema somático cobra vital importancia para un tratamiento multidisciplinario, pero a su vez el proceso psicológico subyacente en la obesidad no tiene causa física sino enteramente psicológica. Más simple: la causa de la obesidad puede ser variopinta, pero las consecuencias psicológicas están siempre presente.

El psiquiatra a diferencia del psicólogo es un medico, trata la enfermedad desde un punto de vista biologicista y en consecuencia evalúa signos y síntomas, establece un diagnostico y emite un tratamiento. En la obesidad lo más común es encontrar como causa y consecuencia de la misma, procesos psicopatológicos como lo son la ansiedad y la depresión. Ambas enfermedades según prácticamente todos los estamentos de intervención, necesitan un tratamiento psicofarmacológico y psicoterapéutico. Según los últimos estudios avalados por la asociación psiquiátrica americana, la depresión, por ejm, tiene el mismo índice de remisión si se trata con una pastilla o con psicoterapia cognitiva conductual, pero si se trata combinada (psicoterapia y psicofármacos) el pronóstico de curación se eleva al 90%. En las mismas proporciones ocurre con la ansiedad.

Muchos cirujanos bariátricos tienen dentro de su equipo a un psiquiatra pero pocos se sirven de un psicólogo, entrando en el terreno de la ignorancia procedimental terapéutica que luego les rebota en pacientes operados o intervenidos perdiendo la operación por la poca preparación psicológica previa a la misma. No es inusual escuchar médicos diciendo “ese paciente no se arregla con nada”, pero cuando les preguntas si lo mandaron al psicólogo la mayoría te dice que no, que solo al psiquiatra y este les recetó algo contra la ansiedad. Gran error.

Si una pastilla contra la ansiedad pudiese bajar la mala praxis alimenticia de un paciente, la obesidad no fuese pandemia y pocos tendrían que operarse. Si una psicoterapia pudiese reducir la obesidad, ocurriría lo mismo. Ambas en soledad son absolutamente ineficientes y la obesidad creciendo a ritmos vertiginosos en el mundo y matando gente a granel lo demuestra. La obesidad solo puede ser tratada por equipos multidisciplinarios. No hay de otra.

Si un cirujano bariátrico no lo envía previamente a un psicólogo o solo lo envía a un psiquiatra, mejor busque otra opinión. Su obesidad le afecta desde lo biológico a lo psicológico. Si su médico no entiende eso, entonces le falta manejar mucho mas información y no olvide que Ud. está poniendo su vida en sus manos.

Nota: una de las cosas que me hizo decidir operarme con el Dr. José Augusto Romano, en Valencia, y ahora aliado de UAPPO, es que a pesar de aun sabiendo que yo era psicólogo, me exigió una evaluación “psicológica” como requisito a la operación. Así debe ser.

 

En el caso que desee una consulta con nosotros, llene el siguiente formulario y se le enviará la información pertinente.

LA ANSIEDAD DESPUÉS DE CIRUGÍA BARIATRICA

Uno de los aspectos que más miedo produce después de una operación bariátrica es el miedo a volver a engordar

La ansiedad es estadísticamente uno de los aspectos más comunes en el comportamiento del obeso

Muchas personas con poco tiempo de operadas empiezan a sentir hambre. No es real, es ansiedad

La gran mayoría de los obesos confundimos hambre con ansiedad

Cuando nos operan, las causas psicológicas de la obesidad siguen intactas. El índice de fracaso de operación tiene mucho que ver con eso

Es sumamente difícil lograr estabilidad en el peso si no se controla y trata la ansiedad

En el obeso, la comida generalmente siempre esta acompañada de momentos felices. Esta asociación a veces es muy dañina

Cuando se es obeso la ansiedad no se siente mucho ya que uno la mata comiendo

La ansiedad asociada a las ansias de comer atacan generalmente en la tarde noche

Uno de los aspectos fundamentales de los cuales carecemos los obesos es el autocontrol

Si no se trata la ansiedad después de una operación bariátrica, los índices de fracasos tienden a aumentar

Después de una cirugía bariátrica, la ansiedad y la depresión son comunes en los primeros días. Si persiste, debe ser tratada

La mejor motivación para no sucumbir a la ansiedad por comer es acordarse de donde viene uno. Remembrar la obesidad

Si uno asocia el comer con ansiedad con los kilos que uno tenía al ser obeso, es una buena herramienta para detenerla

La ansiedad por comer sobre todo en los operados bariátricos va unida a procesos metabólicos y aspectos psicológicos

Técnicas de relajación y respiración a conciencia pueden ayudar muchísimo contra la ansiedad por comer

Una buena herramienta para controlar la ansiedad por comer es tomar agua, comerse un vegetal o una fruta

Muchas veces la ansiedad es por dulce o carbohidratos específicamente, para palearla psicológicamente: distraerse

Después de una cirugía bariátrica el hambre se reduce casi en su totalidad. Si se siente hambre debe tomarse en cuenta la ansiedad

Comer por lo menos 5 veces al día reduce significativamente la ansiedad

No asistir al psicólogo antes y después de una cirugía bariátrica es una irresponsabilidad hacia sí mismo y un gran riesgo

La cirugía bariátrica produce cambios rápidos, significativos e intensos en poco tiempo. Nuestra mente no es buena procesando cambios bruscos

Todos los cirujanos nos dicen que la cirugía bariátrica es una ayuda no una panacea. La mayoría eso no le paramos. Pensamos que es la SOLUCION

La cirugía bariátrica no es la solución per se. Sin el concurso del paciente y su cambio mental, la operación fracasa

Por poner un ejemplo: una persona con bypass no puede comer una bolsa de torontos de golpe, pero si uno cada hora. Engordará

Muchas veces las personas con mucha ansiedad necesitan ayuda farmacológica. No deben negarse a eso

Controlar la ansiedad siendo obesos es una cosa, pero fundamentalmente tenemos que cambiar nuestros hábitos mentales

 

Si desea tener una consulta conmigo, llene el siguiente formulario y al llegar a mi correo, le responderé a la brevedad. 

SIN CAMBIAR CONDUCTA ES PRÁCTICAMENTE IMPOSIBLE ADELGAZAR

Bienvenida a la Unidad de Apoyo Psicológico a la Persona obesa a nuestra querida Nutrióloga Janine Anidyar. Es excelente

 

Nuestro equipo en la Unidad de Apoyo Psicológico a la Persona Obesa está creciendo. Se ha unido el Dr. Álvaro Castellano. Internista

 

Uno de los cirujanos con el que tenemos el honor de que se haya unido a nosotros es quien me operó. Dr. José A. Romano

 

En la unidad de apoyo psicológico a la persona obesa contamos con el valioso nutricionista Gustavo Gil, quien también tuvo una cirugía bariátrica

 

Si la obesidad es solo tratada a base de dietas puedes contar con que fracasarás

 

Para tratar la obesidad debes servirte de un equipo multidisciplinario. Pensar que solo podrás, es alta probabilidad de fallar

 

Si las dietas sirvieran no habría obesos en el mundo. Se necesita un cambio de mentalidad junto a una mejor alimentación

 

Uno de los mitos más grandes que existen es el hecho de pensar que los obesos no tienen fuerza de voluntad

 

La psicología sola no sirve para tratar la obesidad. Sin el concurso de un nutricionista y preparador físico es casi imposible

 

La medicina bariátrica se ha dado cuenta que sin el concurso del psicólogo, la mayoría de sus operaciones se pierden por conductas del paciente

 

Adelgazar es la meta del obeso, por eso es que no logra. Adelgazar no implica que haya cambiado su mentalidad sobre la vida

 

Todo obeso sabe que tiene adelgazar. De lo que generalmente no esta consciente es que también tiene que cambiar mentalidad

 

La obesidad no se cura adelgazando. Siempre se puede volver a engordar. La obesidad se cura en la mente del individuo

 

Lo primero que se resiente al ser obeso es la autoestima. Al suceder esto, se convierte también en causa de obesidad

 

En estudios que realice hace 5 años, demostré que las madres depresivas influían en demasía en la obesidad de sus hijos

 

Uno de los elementos fundamentales de la obesidad es un comportamiento suigeneris del obeso: ansiedad, depresión y culpabilización

 

Es un hecho claro y reconocido que al someterte a una cirugía bariátrica tu personalidad tiende a cambiar. Esto es muy importante atenderlo

 

Reducir de peso drásticamente afecta nuestra personalidad. Tardamos años en engordar y con una cirugía en poco tiempo los perdemos

 

Como bien me dijo el Cirujano (Dr. Romano) sin un cambio en la forma de actuar, la cirugía se pierde

 

Cuando la obesidad viene por causas físicas, la psicología del individuo se resiente a veces más de quien es gordo por comer mal

 

En resumen: si no cambias tu conducta, puedes hacer lo que sea para adelgazar y no lo lograrás y para eso se necesita ayuda

 

 

En caso que desee una consulta, puede llenar el siguiente formulario y le serán enviados los datos pertinentes a tal fin

REFLEXIONES SOBRE CIRUGÍA BARIATRICA

Tomar la decisión de operarse nunca es fácil. Los riesgos son muchos y el miedo es abundante
Operarse implica un riesgo importante, pero sin duda alguna que estar obeso es mucho más probable que mueras que operándote
Operarse para eliminar la obesidad nunca es la solución, es una ayuda. Si deseas adelgazar tendrás que trabajar con tu mente
En una operación lo que cambia es la cantidad de alimento que ingieres. Si no cambias tus hábitos, poco podrás lograr
La cirugía bariatrica demuestra claramente que el ser humano necesita poco alimento para vivir
Las complicaciones de una cirugía bariatrica son de un 3 a 4%, en cambio las complicaciones de la obesidad son de más del 65%
La cirugía bariatrica es el último recurso, pero si llegas a la obesidad mórbida, es el camino más idóneo a seguir
Si no hay un compromiso con mejorar tu vida y tus hábitos alimenticios, la cirugía bariatrica va a fracasar estrepitosamente
Es sumamente difícil que una cirugía bariatrica si tu “obesostato” sigue siendo alto. Cerebro de gordo, cuerpo de gordo
La cirugía bariatrica a veces te lleva la a muerte. La obesidad siempre te lleva a la muerte
Nada más frustrante que saber que te tienes que operar y no tener el dinero para pagarlo. Es horrible
Existen diferentes tipos de cirugía bariatrica. Uno escoge dependiendo del grado de obesidad.
Después de la cirugía la ingesta alimenticia se reduce a menos de la mitad de lo que comías antes
En mi opinión no hay posibilidad alguna que una persona que no haya sido obesa pueda entender la mentalidad de un obeso
Para sanar la obesidad debes cumplir 3 fases: darte cuenta que estas gordísimo, perder el miedo a operarte, tener dinero. No está nada fácil
Operarse por vanidad es algo así jugar a ponerse una pistola en la cabeza, llenarla de balas y pensar que la pistola se bloqueará
Operarse no significa que fracasaste en tu intento por adelgazar. Significa que estas intentando otros medios
La cirugía bariatrica implica riesgos importantes, pero los beneficios son inmensos. Uno debe obtener toda la información posible
El cerebro de gordo no se quita con una cirugía bariatrica. Más bien, a veces hasta se empeora después de operarte
El cerebro de gordo es aquel que siempre te impulsa a comer cada vez que estas mal emocionalmente
En el camino de curarse de la obesidad el primer factor es aceptar que uno esta gordo. Parece fácil pero es lo más difícilSi deseas asesoría psicológica personalizada, puedes escribirme para solicitar información sobre consultas a info@albertobarradas.com