TU DECIDES HASTA CUANDO

En muchas situaciones damos la impresión de que no sabemos decir “Basta Ya!!”

La sumisión es esa imposibilidad de parar tu propia compulsión a aguantar todas las vejaciones posibles

En muchas situaciones de nuestra vida el “Basta Ya” es un acto prácticamente imposible. Es como si se nos va la vida si lo decimos

En muchos el ser sumisos se convierte en una forma de vida y el miedo en un sentimiento permanente

Es lógico pensar que nunca nada pasará si tu esperas que otros hagan que pase

A ti te hacen lo que permites que ocurra. Entre la sumisión y la libertad, la clave es tu decisión

Siempre la lucha por la libertad y la justicia es noble, pero solo lo hacen los valientes, lo cobardes no son nobles en sí mismos

El miedo es el máximo represor

Mientras tengamos miedo, quien nos engaña siempre nos amenazará

La decisión de parar el abuso, el engaño o el maltrato depende solo de la persona que lo sufre. De nadie mas

Quien no despierta del letargo muere por inamovilidad

Si no eres capaz de decir “basta”, el otro piensa que debe continuar

El engaño es la combinación de tu ingenuidad unido a la manipulación traicionera de quien te miente

A menos que sea un accidente o un hecho fortuito, lo que te ocurre es porque lo permites

Uno decide hasta cuando, el problema es que muchos no tienen idea de que les toca decidir

Queda claro que tu vives lo que permites

Quien no tiene oposición nada hace

Mientras justifiques lo mal que te hacen, lo seguirán haciendo. No hay explicaciones para el maltrato o el engaño, olvídalo

Sin autoestima es imposible decir a lo malo “Basta Ya”

Basta ya. Palabras huecas si se dicen sin que haya acción que las acompañe

La libertad no se vende en cambio la sumisión generalmente se compra

Llega un momento en el ser humano en que la vida lo coloca en la posición de aceptar lo malo o cambiar lo que le sucede

Un sumiso no genera libertades

Uno aguanta hasta que decide no hacerlo. Algunos no deciden y se convierten es una especie de esclavos modernos de conciencia

Cuando parar? Cuando sufres. Esa es la clave para decir “Basta ya”

No puedes quejarte de que las cosas te pasen cuando tu permites que eso ocurra. Tu eres el eje de tus sucesos

El problema no es que te sometan, el problema es que te dejes someter. Allí radica una gran diferencia

Salir de una situación que nos somete implica de alguna manera dejar de amar al opresor o dejar de temerle

 

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

  1. kamx dice:

    Muy fácil de predicar, pero muy difícil de aplicar (sobre todo cuando hay “intereses” de por medio)…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s