LA CHINITA

Toda creencia es profundamente respetable hasta que ataca la no creencia de otro

Muchos creyentes atacan a los ateos y los discriminan, pero cuando estos se meten con la religión, entonces son irrespetuosos

La mayoría de los ateos son personas que fueron educados sin un Dios y que a través de profundas desilusiones pierden la fe

Siempre he sostenido que la fe es un acto carente de racionalidad. La fe se siente, no se piensa ni se razona

La fe se ha asociado a las religiones y desde mi visión eso aleja de toda experiencia divina

Una cosa es no creer en Dios (ateo) y otra es ser agnóstico (no creer en religiones)

En mi caso particular, a menos que me ocurra un acto radicalmente milagroso, no creeré nunca en religiones y menos la católica

Pero he vivido una experiencia que me ha hecho reconsiderar algunas cosas

En la basílica de la chinita sentí una especie de llamado, de atracción. Una fuerza más grande que yo que me obligaba a venerar esa energía

No tenía nada que ver con la religión, y menos con una que de paso detesto un poco. Era un asunto energético, sentimental

Cuando me acerque a la tablita (chinita) me dieron ganas de llorar, reír y meditar. Una vibración sin sugestión me movía

Salí de la basílica con una sensación muy profunda de haber vivido algo realmente especial. Decidí que volvería a ver si era real

A los días volví a ver si experimentaba lo mismo. Yo no soy de los que se deja llevar por “sensaciones”.

Entre con mente más científica, más psicólogo, mas estudiándome, más alerta. Yo quería ver si la cosa era real

No sentí nada. De hecho me conecte con ese pequeño desprecio a la religión católica que tengo. Salí de allí como si nada

Me dio mucha risa conmigo mismo. Al reflexionar me di cuenta que lo que sentí no se repetiría. La fe no se piensa, se experimenta

Que iluso había sido al pensar que repetiría la experiencia. Eso no era un laboratorio psicológico, no era un experimento

Me reí de mi mismo y de mi prepotencia. Esa energía iba a estar al servicio de mi incredulidad?? Jajaja pobre diablo yo

Al final me quedo con la experiencia inicial. Lo que sentí fue real y no me interesa buscarle explicaciones. Yo soy yo y nada más

Desde esa experiencia dudo y agradezco a esa energía en la basílica que me haya hecho dudar. Es mi primer paso y estoy agradecido

La chinita me hizo dudar y eso para mí es un inmenso logro. Si tengo que agradecer entonces diré: gracias chinita!

El catolicismo ni ninguna religión me tendrá en sus filas, pero desde hoy para mí la chinita será referencia de fe y energía real en mi

Me quedo con ambas experiencias. Ambos soy yo y la chinita, Dios o energía que sentí, me reafirman que lo que sea, está en mí

Así que desde aquí, mis respetos a la chinita, mi agradecimiento y mi duda, que para mí, ha sido algo maravilloso volver a tener

Gracias chinita por el favor concedido

 

Anuncios

3 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Rosa Cedeño dice:

    Que agradable haber leído tu experiencia. :*

  2. Maria Cecilia dice:

    Hermosa experiencia a la cual no es necesario colocarle etiquetas….Mi acercamiento con la chinita fue un dia en su bajada al ver como los servidores hacian inclinar la tablita como si se arrodillara en la puerta de la basilica ante el pueblo aglomerado afuera no pude parar de llorar, explicarlo no puedo, que fue no lo se, solo se que salio de muy dentro de mi. Y luego una paz tan grande…

  3. xiomara dice:

    Totalmente de acuerdo ya que yo senti exactamente eso!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s