LA SOCIEDAD ESQUIZOFRENIFORME

esquizofrenia

Nos cuesta salir de donde estamos. Parecemos apegados a la queja como si desde allí pudiéramos lograr algo

Vivimos situaciones que nadie en su sano juicio viviría y la razón es obvia, no parecemos estar en su sano juicio

Divididos entre el miedo y la esperanza

Maltratados y con baja autoestima, imposible desde allí la superación. Si queremos surgir, tenemos que creerlo posible

Intentar desde la queja lograr una acción proactiva, es intentar leer un libro que aun no ha sido escrito

Pensamos que los demás deben reaccionar. Pensamiento que tiene justamente quien no reacciona

Desde la indolencia decimos que los demás deben prestar atención

Vivimos una especie de esquizofrenia social, donde paranoicos y aplanados emocionalmente, deliramos inventando realidades que no hay

Pasamos de la muerte al concierto con una facilidad propia de quien nada siente, del que nada es, de quien no vive sino consume

Vivimos batallas heroicas de hashtags y épicas rimbombantes de valentía y honor en estados de redes sociales

Delirios megalomaniacos que dice que lo fuerte es débil y lo que empieza está por terminar

Presumimos de un profundo sentimiento de luto por la muerte de inocentes, mientras nos preparamos un trago y ponemos viña

Mientras tantos los teclados disparan balas de salva y en la calle de las balas reales, pocos se salvan

Todos nos miramos asombrados de como no reaccionamos, sin reaccionar

Entonces en una danza esquizofreniforme, lo único democrático es la muerte, que no le importa quién eres, solo que estés vivo

Se hace de la muerte el preámbulo de una elección, mientras la bala mata al electorado, saboteando cualquier acto democrático

Asumimos que la única verdad es la mentira que nos decimos

Nadie nos puede salvar mientras no entendamos que nos estamos hundiendo y cuando nos enteremos, nos salvamos nosotros mismos

Héroes de redes, valientes de teclado, anónimos que dicen que no temen a nada, periodistas que desinforman, una cacofonía esquizofrénica

Anónimos de redes diciendo a los demás que salgan a la calle, desde otro países mandan a protestar, delirios de un mal viaje psicotrópico

Mientras la muerte se convierte en realidad, la gente reza en twitter como si Dios usara un Hashtag

Nos decimos inteligentes al mismo tiempo que damos difusión a una noticia falsa, con foto falsa, de un anónimo en redes

Nos decimos racionales, maduros, con pensamiento crítico, mientras difundimos fotos extranjeras diciendo que son nacionales

Y la paranoia infundiendo su imperio en las mentes de quienes por enajenados, creen todo lo que las mentiras insisten en decir que son verdad

Mientras el hater se burla proyectando su miseria, el troll se ríe de ser psicópata, en la vida real una bala mata a un inocente

Y así seguimos, en una sociedad que se perdió en delirios y fantasmas, pensando en batallas heroicas desde el teclado

La muerte fue ayer, el concierto es hoy. Tenemos que liberar el estrés, tenemos que descansar un poco, dice quien poco le importa nada

Sombras vivientes, consumidores de emociones, individuos que no son persona sino recipientes de una droga llamada “indolencia”

Una sociedad esquizofrénica, divididos en un marasmo de pendientes insondables llenas de fantasmas, miedos y evasión

Al final el cobarde da lecciones de valentía y el anónimo te insulta pensándose heroico. Un mundo al revés, un mundo de redes, un no mundo

Hay esperanza, se llama despertar. Mientras no ocurra, seguimos esquizofreniformes, en esta danza interconectada de miserias compartidas

 

Anuncios

3 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Aillem dice:

    excelente sobre todo para Venezuela q al parecer es lo q vivimos

  2. El que siente y ama a su país, soltará una lágrima, inevitablemente, al leer este artìculo…
    Es muy dura realidad, Dr. Especialmente, cuando se tienen hijos pequeños… Tengo dos varones… El mayor de 23 está estudiando Comunicación Social… nada menos… El de 11, hace preguntas como esta, viendo una cadena presidencial: “mami, cómo puedes amar odiando?”… Misma pregunta, aún cuando mi experiencia personal me da para respondermela perfectamente, me la he replanteado… Para què sirve, a fin de cuentas, seguir teniendo un doble discurso, en un paìs maravilloso que lo ùnico que necesita es que lo amen y se lo demuestren con hechos?…
    Sabiendo que estamos viviendo una crisis que ha mermado hasta llegar a dividir al nùcleo familiar, tengo (tenemos) que tener el ànimo de seguir adelante, con fe, con esperanzas y sobre cualquier cosa, con honestidad y con amor… Nos falta mucho por vivir… por aprender…
    Felicitaciones por sus escritos Dr Barradas… Siempre lloviendo excelencia en todos los temas que aborda… Abrazo!

  3. LAURA dice:

    EXCELENTE ARTÍCULO, ASÍ ESTAMOS TODOS LOS VENEZOLANOS, UNOS DE UN BANDO Y OTROS DE OTRO, PERO AL FIN ENGAÑADOS Y MANIPULADOS TODOS POR UNA CUERDA DE IRRESPONSABLES, CORRUPTOS, SIN ALMA, QUE NO LES IMPORTA NADA EL DOLOR DEL VENEZOLANO COMÚN, LLAMADOS GOBIERNO Y OPOSICIÓN.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s