LA SEXUALIDAD DE NUESTROS PADRES

Uno nunca se imagina a los padres de uno haciendo el amor. Mucho menos sexo anal, viviendo fantasías, tríos, etc.

Es sumamente difícil para un hijo asumir que sus padres son seres sexuales. Hay una especie de idealización moral

Nosotros somos seres sexuales, cumplimos fantasías, hacemos “guarradas” y nos divertimos en la cama. Igual nuestros padres

Generalmente asumimos que nuestros padres están disponibles para nosotros y que nunca quieren tener sexo son distracción

De hecho, mucha gente le da asco pensar que sus padres pueden tener sexo tal cual como lo hacemos nosotros

Pocas veces pensamos que nosotros somos padres de alguien sexual y ese alguien no asumirá nunca que gozamos del sexo

Según las estadísticas, 64% de las personas hacen sexo anal, es decir que muy probablemente mi mamá o la tuya, lo haga

El hecho de no pensar en nuestros padres como seres sexuales es causado al tabú del incesto. Es atávico

Muy difícilmente pensamos que nuestros padres ven porno, usan juguetes sexuales, se hablan sucio o se dan nalgadas

Cuando pensamos en nuestros padres como seres sexuales rompemos el tabú incestuoso. Eso afecta inclusive somáticamente
Pero lo cierto es que nuestros padres son seres como nosotros. Gozan y viven el sexo como cualquiera

Igual ocurre al contrario. Pocos padres son capaces de asumir que sus hijos practican el sexo de la forma como ellos lo hacen

Nuestros padres nunca pensarían que hacemos tríos, nos masturbamos delante de nuestra pareja o eyaculamos en la boca de alguien

En la vida sexual, el incesto es un tabú, aparte que naturalmente no es benigno. La cultura asume eso y reprime

De hecho, según el psicoanálisis, no pensamos en la sexualidad de nuestros padres para no encontrarnos con el deseo hacia ellos

Si no pensamos en la sexualidad de nuestros padres o hijos, mucho menos pensamos en la sexualidad de nuestros abuelos

Lo más sano es entender que la sexualidad es para todos, que cada quien hace lo que desee y permita

Es importante asumir que nuestros padres son seres sexuales y debemos darle su espacio y tiempo para ello

Hablar de sexualidad con nuestros padres, siempre y cuando ellos lo permitan y estén abiertos es saludable #obviendetalles

Nuestros padres son seres como nosotros, asumirlo es también comprenderlos

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Bueno, a mi tus últimos párrafos no me parecen del todo correctos. Me explico.En la gran mayoría de las ocasiones, cuando un chaval como yo (tengo 15 años) tiene una conversación de carácter sexual con sus padres, se encuentra más bien incómodo y considera esto como algo completamente innecesario.La nueva generación no necesita apenas de charlas sexuales con los padres. Nosotros somos lo que conocemos más el tema, y aún sin haberlo practicado en su totalidad somos más abiertos y comprensibles que los progenitores. Esto es un echo.Por eso, querido amigo, queria comentarte que no es algo tan saludable, al no ser que el hijo/a pregunte con interés verdadero.De otra forma, hablar de cosas privadas como el sexo a nuestra edad, supone algo incómodo.No es tabú, no es miedo ni represión, es más bien algo que sentimos innecesario y que nuestros padres intentan hacernos comprender, cuando ya lo comprendemos.Espero haberme explicado correctamente.Un saludo Aupikmin*

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s