CUANDO EL AMOR ES ENFERMIZO (PARTE 4)

Hace unas horas estuve un reconocido centro comercial de la ciudad, y tuve la oportunidad de presenciar un acto propio del tema que hemos venido tratando en los últimos tres días. Un individuo alto de contextura delgada más bien atlética estaba al lado de unas escaleras discutiendo acaloradamente con la que parecía ser su mujer, se podía observar que le gritaba mientras la mujer bajaba la mirada y tratando de desaparecerse de las miradas de las personas que estuvieran pasando. El hombre se notaba muy enojado y se veía que estaba fuera de sí, la mujer en una actitud sumisa intentaba moverse de manera tal que pudiera establecer distancia con el hombre iracundo, mas no podía lograrlo.

El hombre gritaba, levantaba las manos, amenazaba a la mujer y todo esto ocurría ante un número de personas que veían el espectáculo pero que volteaban su mirada como si con esto hubiesen podido evitar la realidad. Transcurrido unos eternos minutos la mujer lentamente intenta bajar las escaleras, pero el hombre en una actitud mucho más violenta la agarra por un brazo y la jala hacia sí, la mujer sigue mirando hacia abajo y el hombre la va empujando hasta salir del centro comercial ante la vista de todo el mundo con toda normalidad.

Las estadísticas nos señalan que lo más probable es que cuando esta mujer y este hombre lleguen a su casa, ella va a ser sujeto de violencia física, luego pasarán unos días y el hombre le pedirá perdón muy arrepentido y ella habrá pensado que todo es culpa de ella, ya que si no se hubiese comportado de esa forma el habría actuado de manera diferente.

No olvidemos que esta misma pareja seguramente cuando iniciaron su relación, ella lo admiraba por su carácter fuerte y seguro y él pensaba que ella era la mujer perfecta porque era complaciente y cariñosa. Ella sentiría que él le da protección y seguridad y el sentiría que se parece a su mamá y que mientras el exista nunca le faltará nada. Al final pareciera que lograr la relación esperada es un acto de magia poco probable.

No es así, no se debe olvidar que el objetivo de una relación de pareja es la mutua decisión de las personas que deciden encontrarse y unirse en función del sentimiento que los impulsa inexorablemente a una felicidad compartida. Una relación de amor no puede estar basada en alejarse sino en acercarse, lo cual quiere decir que toda formación de pareja tiene que estar basada en un proceso de crecimiento y no estructurada bajo la premisa de suplantar los miedos que nos agobian. La relación de pareja no puede estar basada en un conflicto de poder sino más bien edificada en un sólo poder que los una. Cuando una pareja tiene claro que el objetivo de estar junto al otro es únicamente ser feliz, se tiene clara la meta.

Dentro del concepto de una pareja bien estructurada tienen que estar incluidos los preceptos de una buena comunicación, respeto mutuo, honestidad y crecimiento. Establecer una relación sólo por el deseo Narciso de supremacía o su contraparte el complejo de inferioridad, no hay que ser adivino, esa relación no prosperará. Es importante recalcar un punto que generalmente se olvida: el objetivo de una pareja es la felicidad compartida, el cubrir las necesidades afectivas mutuas.

Si estás en una relación donde exista agresión, dificultades severas de comunicación, celos, sexo como sustituto de frustraciones, dominación y sumisión, falta de cariño y comprensión, donde el crecer no sea el objetivo sino aguantarse porque es lo que se debe, donde se está unido por que el matrimonio es para toda la vida aun no haya amor, puede decirse sin duda alguna que está siendo víctima de un amor enfermizo.

Anuncios

2 comentarios sobre “CUANDO EL AMOR ES ENFERMIZO (PARTE 4)

  1. Leí los cuatro artículos, excelentes. Lástima que esta es una realidad del día a día y veo muy lejos la solución. Las leyes y la sociedad somos cómplices silenciosos. Hay un tema del que me gustaría conocer su opinión. Es sobre otro tipo de hombres ¨peligrosos¨, pero no tanto. No son maltratadores, al contrario, ellos están claros en quienes son y lo expresan claramente, pero aun así las mujeres caen a sus pies. Me refiero a los pintores, poetas, cantantes de rock, bohemios, pandilleros lihgt, etc. Son esos ¨tipos rebeldes sin causa¨( los Drácula los llamo yo) que a las mujeres nos atraen como la luz a las mariposas y como Mina Murray (La protagonista femenina de Drácula) sabemos que no sirven para tener pareja o fundar un hogar, son peligrosos, atractivos e inconstantes vampiros y aunque sabemos que nos chuparan hasta la última gota para después saltar a otra, nos enloquecen. Estudié artes y tenía compañeros así, geniales, pero para ver de lejitos, tenían siempre una mariposita al lado que luego caía por allí, con las alas quemadas. Algunas de mis amigas fuera del ambiente artístico cayeron en esa trampa, aunque siempre les advertía mis observaciones, no importaba, se alocaban más. Nunca he podido comprender esto.

  2. Las relaciones de pareja estan en crisis igual que la sociedad donde vivimos. Hay que hacer un esfuerzo supremo por lograr una convivencia armoniosa ya sea en pareja o individualmente.
    Te felicito por tu trabajo y tu aporte a esta comunidad. Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s