CUANDO EL AMOR ES ENFERMIZO (PARTE 1)

Una de las cosas asombrosas de ser psicólogo es que uno se prepara durante 5 años, mas todos los cursos, congresos, talleres, y pare contar para aprender a diagnosticar problemas trastornos de personalidad, trastornos sexuales y mentales. Luego que ya sabes diagnosticar, entonces te preparan para realizar psicoterapia, sobre todo haciendo énfasis en todo lo relacionado a un buen levantamiento de la condición mental, psicopatológica y fundamentalmente enfermiza de un individuo, para así con técnicas muy bien formadas y estructuradas ayudarlo a recobrar su salud mental. El problema es que a la consulta (por lo menos la mia) el 95% de los pacientes van sanos mentalmente, sin patologías graves, pero todos, absolutamente todos, con problemas relacionados al amor de pareja. Resulta que la preparación del psicólogo en ese sentido, es adicional. Después tocaré el tema de los pensum obsoletos de las universidades. Ahora veamos un poco este asunto del problema amoroso.

Existen cuatro situaciones claves dentro del problema de la relación de pareja: la comunicación, la sexualidad, la dependencia y la infidelidad.

Comunicación: la pareja típica es un “si mi amor” sobre todo cuando comienzan la relación. Todo lo que dice el otro es inteligente, maravilloso, madurísimo, comprensivo y raya en lo genial. Con el transcurso del tiempo, esta comunicación es atacada por el flagelo de la represión, es decir, la pareja deja de decir lo que siente por que ya sea al otro “le va a doler” o “no creo que me comprenda”. Este juego de silencios convierte la comunicación en un murmullo tácito que solo conduce a la incomprensión. Dejar de hablarnos es casi como dejar de amarnos. Al final el otro “lo que quiere es tener la razón”, “no me comprende”, “no se le puede hablar” y todo termina en la desesperanza.

La sexualidad: cuando iniciamos una relación la fuente de placer es el placer del otro. En este sentido los miembros de la pareja no se ocupan en recibir placer, sino en darlo. El orgasmo más placentero se logra junto con el orgasmo del otro. Esa pareciera ser la filosofía practica de las primeras relaciones con el ser que uno ama. Con el tiempo, la rutina hace entrada en la relación y empiezan los problemas. Ya no es tan importante el placer del otro sino el placer mio. Ya los miembros de la pareja se preocupan mas por que no son capaces de sentir y otorgarle la culpa al otro de que eso sea así. Lo cierto es que al final del camino, la sexualidad se convierte en una fuente de drama y no de entrega.

La dependencia: flagelo espantoso de toda relación. “no puedo vivir sin ti”, “sin ti no soy nada”, “no me dejes si no me mato”, “nadie te querrá como yo” son frases comunes en una relación dependiente. El problema reside en que eso no es amor, es solo el complejo interior basado en tus propios trastornos que no permiten vivir en soledad auto otorgada. Muchas parejas he visto que se hunden en relaciones solo para salir de otras anteriores solo por que no pueden estar solos. Le es imposible ser autónomos a los dependientes. He mirado con horror como personas sanas se involucran con personas realmente enfermas de dependencia y terminan trastornándose en el nombre del amor. La dependencia es enemiga del amor. No poder separarse de alguien solo por que no se puede estar solo, desde mi punto de vista es síntoma de peligro inminente. Debería haber una vacuna contra los dependientes, pero no la hay. Solo alarmas que pueden sonar cuando estos se acercan. Hablaremos de eso en la segunda parte.

La infidelidad: es un tema recurrente. La infidelidad es un síntoma de problemas sociales. Existen consideraciones sociológicas y antropológicas que sostienen que los seres humanos no podemos ser fieles, de hecho, la teoría evolucionista sostiene que esto es improbable (la fidelidad) ya que siempre la especie busca el mejor individuo para reproducirse, pero de la misma forma existen teorías éticas, morales e inclusive religiosas que tratan el asunto de la infidelidad como una lacra social. Mi consideración personal es que la infidelidad tiene múltiples causas: sexuales (en primer orden), derivados de complejos y carencia de amor. No necesariamente para ser infiel se necesitan todas las enumeradas anteriormente, con una de ellas es suficiente para considerar la infidelidad. Lo cierto es que esto causa graves perturbaciones dentro de la pareja y es una de las mayores causas de ruptura en las mismas.

Seguirá en el post de mañana

Anuncios

5 Comentarios Agrega el tuyo

  1. carolina colmenares dice:

    Me encanta tu enfoque de las cosas. Siempre muy acertado

  2. Arturo Martinez dice:

    Excelente Alberto. Soy orientador y en ocasiones he sentido que no recibi preparación alguna en aquello de las relaciones de pareja y todo lo que ello engloba… Identificado por demas con muchas de las cosas que has mencionado en el artículo, por estar viviendo algunos patrones enfermizos en mi relación de pareja actual. Te seguire leyendo. Gracias

  3. Ines dice:

    Alberto y como se supera lo siguiente, cuando las 2 personas estan completamente claras de que la relacion no va para ningun lado, pero una de las partes ya va casi para 1 año de la separacion y sigue la mente recordando diariamente y a la hora de salir da como un panico el saber que puedo verlo nuevamente. Como no sentir ya el temor si se supone q no hay ya ni comunicacion? Como dejar de sentirse asi y seguir adelante?

  4. Nani guedes dice:

    Muy acertado artículo Alberto;sobre las cuatro puntualizaciones que expones como causas de problemas en la relación de pareja me llama la atención la dependencia que veo en muchas parejas,lo cual me produce horror.Desde mi mas modesto punto de vista(ya q no soy psicóloga)el dependiente confunde su necesidad ,con amor.Nada se aleja mas del amor que la dependencia o el ser infiel,problemas de dificil solución ya que creo que la infidelidad es una enfermedad que no tiene cura´.

  5. Dulcinea dice:

    Excelente Artículo como siempre!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s