LA INFIDELIDAD DESDE LA VISION DEL INFIEL

No existe situación más apremiante que cuando uno es el causante de una infidelidad. La culpa, la duda, la incertidumbre, el miedo y la aventura, se juntan en un maremágnum de emociones que solo pueden ser aplacadas con el orgasmo del o la amante, entendiendo este orgasmo como la expresión máxima de placer que se expresa con cara de dolor. Cometer una infidelidad, no solo es excitante, también es una carga terrible al amor, la honestidad y la confianza.

Dentro del contexto de la infidelidad, la atracción sexual juega un papel determinante. Las necesidades no cubiertas, o peor aun, las necesidades aun no descubiertas, se asocian a la libido y el resultado es un gemido culposo en la cama que no es la tuya. Las excusas no tienen sentido cuando uno comete una infidelidad: se sabe que se esta haciendo mal, se sabe que no es correcto, pero también se sabe que uno no va a dejar de hacerlo. Allí el laberinto de la infidelidad ¡es la combinación de éxtasis con infierno!. Necesitar reafirmar la virilidad en el hombre o la necesidad de ser de nuevo amada y deseada por la mujer, son las causas mas repetitivas que se esgrimen para justificar la infidelidad; lo cierto, pues que sencillamente deseamos lo otro sin perder lo nuestro.

Entender la mentalidad del infiel es intentar comprender la clave de la necesidad. La reafirmación de si mismo, la búsqueda de placer, la inseguridad, la rutina, la motivación social hacia la sexualidad, los complejos, la sociopatia, son ingredientes de las teorías que explican esta situación, pero la verdad es que la infidelidad no tiene sentido. Es la ruptura de la promesa original ante la pulsión de la carne que llama a gritos que se consuma la unión prohibida. El miedo a perder lo conocido, es igual en este caso, al miedo de perder la posibilidad de conocer mundos nuevos. Al final, son pocos los que dejan a sus parejas. Si el amante se convierte es esposa o esposa, ya no sirve la aventura. Tamaña paradoja y que gran injusticia.

La duda eterna y también la justificación por excelencia es: ¿Qué es más importante, ser fiel al otro o ser fiel a uno mismo? Si yo soy fiel al otro entonces mi promesa tiene y debe que ser cumplida, pero traicionaría mis deseos y seria infiel a mis propias necesidades, si en cambio soy fiel a mi mismo y sigo mis designios pulsionales, seré fiel a mi mismo pero también un traidor de la confianza depositada. El amor, como catalizador, es susceptible de convertirse en rosa o espina, depende de que lado de la infidelidad estés. Si uno logra hacerse una revisión sincera, tendrá que llegar a la conclusión que infidelidad es igual a egoísmo: mi placer por encima del tuyo, mi fidelidad a mi mismo es capaz de pagar el alto precio de saberme un traidor. No solo carne es débil, la conciencia es el Fouché de nuestra alma. Como el celebre traidor francés, los que hemos cometido infidelidad nos vamos con el mejor postor: quien nos satisface el deseo. ¡Flaco favor le hacemos al amor!

Al final mi querido lector, si usted en las líneas anteriores ha podido observar la lucha entre la culpa y el deseo, entre la necesidad y el amor, entre la traición al si mismo o al otro; si ha podido entender que la poesía de la infidelidad puede llevar escondido la daga mortífera de la rotura de sueños, si usted en verdad ha visto esto en las pocas líneas que preceden a esta reflexión, entonces puede darse una idea de cómo se ve la infidelidad desde el punto de vista del infiel.

No es pequeño el dilema. Sin duda alguna

Anuncios

3 Comentarios Agrega el tuyo

  1. jessica dice:

    Muy bueno su blog y muy cierto este artículo!!

  2. Anonymous dice:

    Buenas tardes, Alberto. Antes de comentar el artículo me gustaría decirle que desde hace mucho tiempo lo he leído y también he seguido su TL en el twitter, es muy ameno y aunque a veces sea irritante, nada como decir la verdad siempre. Anteriormente había leído acerca de la infidelidad pero nunca desde la perspectiva del infiel, entonces por lo que comenta, ser infiel se justifica cuando no reprimimos nuestros sentimientos sobre los de la otra persona. Sin embargo, he quedado con una duda y es una cuestión que no he descifrado hasta ahora en ningún artículo ya que siempre hablan de "cuando dos parejas están juntas", pero cuando se presenta el caso de dos personas que no pueden compartir su vida por razones exógenas a sus voluntades (padres que se interponen en la relación, etc.) y uno de ellos busca a otra persona porque existen necesidades afectivas y fisiológicas, ¿podría considerarse infidelidad aún sabiendo que ambas personas se aman? ¿Es válido darse cuenta que amas realmente al otro (vaya sí que lo haces con toda intensidad) y que sientas culpa por estar con alguien sin hacer tenido sexo? Espero que logre responder y que también responda la inquietud del que pueda haberla tenido. Le deseo lo mejor del mundo amigo Barradas.

  3. JFBluePlanet dice:

    Buenas tardes Alberto…las relaciones de pareja son complicadas,siempre he pensado que lo ideal es el equilibrio y la sinceridad…entonces el infiel,tiene sus motivos..al final muchos hombres infieles,se quedan peor…la amante los deja y la compañera que el infiel dice a los 4 vientos que es la mujer de su vida,igual lo deja( a excepcion de las masoquistas…porque el hombre cuando es infiel,lo hace mas de una vez.)Hay hombres tan egoistas que usan de excusa " es que la esposa no me da satisfaccion sexual"…eso se soluciona entre dos..no buscando una amante.Una de las causas mas importantes de rupturas es esa, la incompatibilidad sexual.Muchas mujeres son exigentes en la cama y los hombres se asustan con eso.Una de las entradas a uno de mis Blogs..sera esa.Voy a leer con mas calma tu Blog.Bye..:_)))

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s