LA CULPA ES DEL OTRO


La madre Teresa es un personaje que admiro y respeto profundamente. Su pensamiento era claro y concreto.

He escuchado eso tantas veces como estrellas puedo mirar en el cielo. Culpabilizar al “otro” es un deporte nacional sin duda alguna. “Es que ella me arrastra”, “es que el no me deja”, “es que mis hijos se meten en la cama y por eso no podemos hacer el amor”, “es que mi mama es la culpable”, “es que mi papa estaba ausente”, “es que el ambiente perjudica”, “es que la situación política no me deja crecer”, “es por que no tengo dinero”, “es que no se hacer nada y por eso soy dependiente”, “es la religión la culpable”, “es el miedo a la soledad”, “es el miedo a la compañía”, en fin…agrande usted la lista.

Culpabilizar al otro es no asumir la propia responsabilidad de nuestras acciones. Cuando culpabilizamos lo otro, estamos anulándonos como seres humanos y mientras mas lo hacemos mas indefenso tendemos a sentirnos. Culpabilizar al otro nos convierte en eternas victimas. Inclusive para muchas cosas positivas también culpabilizamos al otro. He escuchado un montón de veces a personas refiriéndose a situaciones de amor bastante complicadas diciendo: “Yo no lo busque, el/ella me buscó a mi, yo no quería ninguna relación”. Es impresionante la cantidad de veces que he escuchado lo mismo, prácticamente con las mismas palabras. No parecieran darse cuenta de lo risible que suena eso. Es prácticamente como si muchas personas pensaran que realmente no tienen responsabilidad de sus actos. No lo puedo negar, eso me suena a locura.

Como profesor he escuchado cientos de veces “el me raspó”, cuando en realidad es el alumno que con su ineficiencia, inexperiencia, flojera en muchos casos, ignorancia, limitaciones y muchas otras cosas mas es quien sale aplazado en una prueba determinada. No niego que existan profesores sin ética y utilicen las pruebas como elemento de control y autoritarismo, y aun así, el alumno es el responsable de no denunciar a ese profesor o sencillamente promover una protesta. He sentido pena de esta sociedad estudiantil cuando he escuchado “mejor cálate al profesor por que si lo denuncias es capaz que te raspe sin misericordia”, o lo que es peor “el profesor es malo en su materia, pero no hagamos nada, por que si decimos algo, nos puede raspar”. Es increíble como la falta de voluntad y responsabilidad daña inclusive nuestro propio proceso de aprendizaje profesional.

“Yo me he dejado arrastrar”, “yo permito que mis hijos se metan en la cama”, “yo no he tomado la decisión de dejarlo/a”, “Me cuesta vivir separado de mis esquemas de la infancia, promovidos por mis padres”, “no he tenido buen tino al adaptarme a la situación política o económica del país”, “es que no he tomado la decisión de aprender un oficio para dejar de ser dependiente”, “la religión que escogí para mi, me reprime y no se como salir de ella”, “Siento que no soy capaz de vivir en soledad”, “siento que no soy capaz de vivir en compañía” son formas altamente eficientes para emprender los cambios necesarios a fin de resolver aquello que nos hace sufrir.

La verdad es que si dejamos de culpabilizar al otro tendríamos mucho más control de nuestra vida. Si iniciamos un proceso de darnos cuenta de nuestra propia responsabilidad podríamos realizar los correctivos necesarios en cuanto a cambiar las situaciones que nos aquejan o sencillamente adaptarnos a ellas. Asumir que uno es responsable de sus propias decisiones aparte de ser un síntoma inequívoco de madurez, es también una respuesta muy eficaz ante las vicisitudes que nos tocan vivir.

Anuncios

3 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Buenos días!!Actualmente estoy pasando por un amargo momento en mi familia justamente por que no admitimos nuestros erros y no queremos asumir nuestras consecuencias.Todo se lo dejan a Dios, soberana rabia me da cuando escucho eso!!! (gracias a usted) jajaja. Esperan que Dios solucione todo, "él pasará factura"…cuál factura???Entonces pues nada tengo que asumir según ellos que soy una mala hija, una mala hermana y una mala cuñada. ¿Que tal?, por que digo todo tal cual es.En estos momentos siento el dolor de la luz que esta fuera de la caverna, oye vale mira que duele, mira que provoca devolverse, Platón no se equivocó, los sentimientos de culpa van y vienen, el superyo intenta torturarme (a veces lo logra).Cuando se asumen las culpas uno siente que el mundo se va a acabar, que se esta solo, pocas veces entienden tu proceso, que en mi caso significa hasta duelo anticipado. Oye no es fácil, confío en lo que usted me enseñó, confío en que al final de todo me sentiré mejor y me habré deslastrado de lo que yo misma me he impuesto durante 25 años.Saludos y respetos. Su eterna alumna, usted lo sabe!Karem Peña

  2. Cop-cita dice:

    Que te puedo decir amigo Alberto?…Esto lo he conversado muchisimo con muchos amigos y amigas!… Hay personas que piensan que su vida es un ciclo…se repiten y se repiten patrones una y otra vez… y no se dan cuenta de que tienen como una “venda emocional” o “miopía existencial” o lo que es peor “ceguera existencial” que se deben “curar”…. Cómo?…haciendo precisamente lo que dices: RESPONSABILIZARSE y no CULPARSE o CULPAR a otros por sus desdichas….Hay una realidad en todo esto si los ciclos de mis relaciones, de mi vida laboral, de mi selección de amistades, etc se repiten idénticamente una y otra vez, “EL RESPONSABLE DE ESAS REPETICIONES SOY YO Y NADIE MAS QUE YO”.Hay una lectura hermosa que resume lo que intento decir con esto…me costo conseguirla, pero se trata básicamente de esto: “Se llama responsable a una persona que es capaz de dar respuesta a las situaciones de la Vida. En cambio, desde nuestra neurótica percepción, a quien asignamos el rol de culpable ya no es capaz de dar respuestas; nada válido nos puede ofrecer: hizo algo que consideramos tan malo, tan espantoso, que –en nuestro iracundo parecer- lo único que merece es un contundente castigo. Confucio, el venerable sabio chino, decía hace siglos que “un error es una equivocación que no ha sido corregida”. Esa es la saludable perspectiva del Amor (y la del Dios que es Amor): nuestras fallas deben ser corregidas, no castigadas. En tal sentido, cuando observemos que algo no funciona en nosotros, ¡por favor!, no nos culpemos, no nos condenemos: simplemente, corrijamos. La responsabilidad es una actitud sanadora, que nos hace recuperar nuestro poder personal y nos permite transformar –a veces en lapsos muy cortos- nuestras existencias. La responsabilidad nos instala en el tiempo presente porque no importa lo que hayamos hecho en el pasado: el pasado siempre puede ser trascendido, corregido, dejado atrás. En palabras de Deepak Chopra: “Si pudieras vivir en este instante presente, serías inmensamente feliz”. La culpabilidad es un sentimiento neurótico que eterniza manías, miedos, adicciones, conflictos y venganzas. Nos desaloja del tiempo presente –hogar del Amor perfecto- y nos instala de lleno en los remordimientos del pasado, en los apocalipsis del futuro. Es fuente permanente de dolor; entontece nuestros pensamientos; mutila nuestra cordura. Sólo cuando nos damos cuenta de que somos los responsables por los que nos sucede –lo cual incluye nuestras relaciones sentimentales- es que podemos empezar a hacer drásticas correcciones en nuestro estilo de Vida. Mientras culpemos a los demás de nuestro caos (en especial, a nuestras parejas), será imposible cambiar nuestra realidad afectiva. ”Afortunadamente para esa miopía que tenía antes ya tengo mis lentes!…creo que te lo he comentado antes Alberto!Un abrazo y disculpa lo extenso de mi participación!

  3. Alex24 dice:

    Aquí vendría bien el video de Alanis Morisette:http://www.youtube.com/watch?v=sxueYZLvs48

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s