Una mejor experiencia migratoria

Termas Geométricas, un hermoso paraje en Chile.

Estaba aquí pensando en los puentes, en las zanjas, en los límites, en las cosas que nos unen y nos separan de los sitios que nosotros queremos.

Cuando uno emigra, uno traspasa un puente, traspasa un límite. Uno va hacia otro sitio, y esa emigración, cuando se hace de manera incorrecta, puede ser profundamente difícil, profundamente complicada.

Emigrar sin los papeles, emigrar sin estar legal, puede ser la peor experiencia de tu vida, sobre todo porque puedes salir de un sitio en el que ya no querías estar, para estar en otro que te puede dar múltiples oportunidades y, al final del camino, pues no, por no tener tus papeles, y por no estar legal y por no tener las cosas que corresponden a la vida correctamente organizada en el país donde estás. Indudablemente, puede ser la peor experiencia de tu vida.

En ese sentido y, sobre todo, entendiendo que eso afecta muchísimo emocionalmente y psicológicamente, nosotros en @psicovivirinternacional hemos creado un sistema con abogados chilenos, para agilizar los procesos de trámites migratorios en Chile. Es harto sabido, como dicen los chilenos, que aquí los trámites se demoran muchísimo.

En mi caso particularmente, tuve que esperar demasiado para que me dieran mi rut definitivo, mi certificado de residencia definitiva y, de hecho, tuve que apelar a un abogado chileno para que hiciera justamente un recurso de amparo, y entonces inmigración pudiera darme la respuesta correcta.

Nosotros en Psicovivir Internacional ayudamos a todas las personas que entraron por vías regulares o pasos habilitados, y están en problemas migratorios porque sus trámites se han demorado muchísimo. Los atendemos desde el punto de vista legal y práctico, para que no solo reciban atención psicológica, sino también para facilitarle la agilidad de sus trámites.

En consecuencia, escriban a nuestro WhatsApp + 56 9 5886 2588 o al correo team@psicovivir.net, para darles toda la información referente a cómo nuestros abogados pueden activar la agilización de su papeleo migratorio. ¡Estamos para usted! Estamos para ayudarle, y nosotros sabemos cómo hacerlo.

Un mensaje para los venezolanos en Chile

Ganó el socialismo en Chile. Una tragedia para el venezolano. Aunque también una profunda oportunidad. Les explicaré.

Somos 7 millones de venezolanos que salimos del infierno socialista venezolano. Sabemos lo que significa un control de cambio, un control de precios, una expropiación, y que un gobierno controle los procesos de fabricación, distribución y servicios de una sociedad. Sabemos que todo eso implica destrucción, hambre y muerte. También lo sabe Cuba, Nicaragua, Argentina, y otros países. Los chilenos también lo sabían, pero se les olvidó.

Pero algo que también sabemos es sobrevivir, luchar, no perder la esperanza, encontrar oportunidades donde pareciera no haberlas. Sabemos reír en la adversidad, generar emprendimientos, pararnos sobre nuestros sufrimiento, y también sabemos prosperar, a pesar de tener todo en contra. Los venezolanos somos una sociedad curtida en el dolor del socialismo y de la dictadura. Somos fuertes, muy fuertes.

Todas esas características tienen que darnos esperanza. Chile es un país con instituciones, no está en dictadura y tiene una sociedad que tampoco se rinde. Chile no es Venezuela, al menos no aún. En consecuencia, yo les sugiero a mis compatriotas calma, serenidad, no ser pesimistas y seguir viviendo de manera tal que cada quien haga su biografía personal.

Es muy pronto para saber si Chile también será destruido por el socialismo, al igual que todos los países donde ese sistema reina.

Es pronto para pensar en irse de nuevo. Es pronto para pensar o sentir que no hay alternativas.

Los chilenos votaron en democracia y a nosotros nos queda seguir luchando para construir nuestra vida, junto a ellos, en paz, armonía, alegría y respeto.

Nosotros sabremos ver las señales mucho antes que ellos mismos (ya que olvidaron lo que el comunismo significa), y cuando veamos las señales, tomaremos decisiones. No antes.

Respetemos a los chilenos, sigamos aportando a la sociedad, respetando las leyes y siendo la mejor versión de nosotros mismos, y calmemos nuestra angustia, con fe y esperanza, que quizás, al final «todo estará bien» y nuestro «miedo se convertirá en esperanza».

Sepan.