La mentira

Yo al cantante Chyno Miranda no lo conozco personalmente, pero, por alguna extraña razón, me cae bien. Digo extraña, porque no se cómo te puede caer bien o mal alguien sin conocerlo.

La separación con Nacho, su enfermedad, y ahora la separación de su esposa, habla de que, en los últimos años, al artista no le ha ido nada bien. En ese sentido, tiene mi solidaridad y comprensión, pero en este post quiero hablar de otra cosa: la mentira.

Hace poco, salieron Chyno y su esposa desmintiendo su separación. Juraron y perjuraron que estaban unidos y amándose. Pocas semanas después, admiten que tienen un año separados.

La vida íntima de un artista generalmente es de dominio público. Es el precio a pagar (entre otros) de ser alguien conocido. A nadie le debería interesar tu vida privada, pero la realidad es que en cuanto a los artistas o personajes públicos, sí, interesa. Es un hecho y hay que aceptarlo.

El juicio sobre la vida de un artista o personaje público, también viene con la fama. Van a enjuiciarte siempre. No importa que no se deba hacer, igual se hace, y eso es otra cosa que se debe aceptar si quieres ser famoso.

En consecuencia, cuando eres artista o persona pública, tienes que estar preparado para los juicios sobre tu vida, y el interés sobre tu privacidad. Es desagradable, no debería ocurrir, pero ocurre.

Entonces ¿por qué mentir? No tiene sentido. De hecho, es mucho peor. Estamos en épocas modernas, la gente se une, se separa, es infiel, comete errores, etc. No es nada del otro mundo. No hay necesidad de mentir en cuanto a si estás unido o no a alguien. Además que el costo de que te descubran la mentira, es demasiado alto. Una cosa es que seas infiel y otra es que jures que eres un santo. Una cosa es que digas que amas a tu pareja y son felices juntos y otra es que estén separados. El costo de mentir sobre quién eres y qué vives es muy alto. Repito.

Ahora no se puede pedir que no juzguen, que no critiquen, que no se metan en la vida privada. Ahora será peor, y no sólo eso, si antes había empatia, ahora habrá rechazo. Si antes había confianza, ahora habrá lo contrario. Es un acto humano que no se podrá evitar.

A mis amigos artistas, a la gente famosa que sigue mi cuenta, les doy una sugerencia (aunque no soy famoso ni muy conocido): no mientan sobre sí mismos. Fíjense, yo siempre he dicho que he sido infiel, bicho de uña, de joven fui ladrón, mentiroso, y pare de contar la enorme cantidad de errores y fallas que he cometido. Prácticamente todo lo he contado y publicado en mis redes, y miren, acá ando, sin rollo. Si alguien dice algo malo de mí, lo más seguro es que ya yo haya publicado eso primero. Siempre habrá quien te acepte, quien te rechace y quien no te pare bola. No importa si eres famoso o no.

Sean uds mismos, con luces y sombras. De esa manera, jamás van a defraudar.

Sepan.

psicovivir #chynomiranda #natashaaraos #ruptura #chyno #separacion #parejas #mentiras #terapiadeparejas #psicoterapiaonline

El talibán puede entrar a tu casa

Creer que lo de Afganistán no nos toca debido a que estamos muy lejos, es exactamente la misma postura que teníamos cuando apareció la pandemia y pensábamos que no nos iba a dar porque estaba lejos de nosotros.

Analizar el tema de Afganistán es complejo, pero cuando entiendes que un grupo de fanáticos religiosos, dispuestos a matar o morir, que jamás se rinden, tomaron un país completo, se torna bastante fácil imaginar lo que le puede ocurrir al mundo.

Ver las imágenes de personas cayendo de aviones despegando es una tragedia.

Ver la desesperación de la gente por huir, de las mujeres que son las que peor parte llevan en esto, es empezar a tener miedo por lo que viene, y la pregunta que me invade la mente es ¿por qué el mundo deja que esto suceda? Es una pregunta a la que no le tengo respuesta.

Hoy el mundo se debate para cambiar el lenguaje, las minorías elevan la voz cada vez que se ven afectados, y los colectivos se meten en peleas muy fuertes en redes sociales para que los acepten, pero la sociedad está callando frente a la tragedia de Afganistán. Ya antes había callado sobre Cuba, Nicaragua y Venezuela.

El mundo tiene las prioridades invertidas.

Debemos elevar la voz, debemos defender a los débiles, tenemos que hacer masiva nuestra campaña, el mundo tiene que reaccionar. No podemos seguir volteando la mirada ante la atrocidad. Es nuestro deber opinar, escribir, influir, denunciar, tenemos que usar nuestras redes y presionar a los gobiernos. Esto que hicieron fue un desastre y no podemos dejar que esto pase como un tema más en redes.

Hoy un talibán entra a la casa de una mujer y porque se le vio un tobillo la puede apedrear.

Mañana ese talibán puede entrar a tu casa.

No creas que eso no puede suceder.

psicovivir #afganistan #news #biden #stoptaliban #kabul #afghanistan #taliban #grupoislamico #psicologia

Vivir sin desesperación

Cuando yo tenía entre 20 y 30 años de edad, siempre pensé que no tenía tiempo, que no había más oportunidades para mi y que si no me apuraba, iba a fracasar de por vida.


Es lo que el cineasta Guillermo del Toro llama: desesperación.

Yo sentí exactamente eso y durante toda esa década me dediqué a fracasar. Nada de lo que hice me salió bien.
Solo estudiar psicología. Y eso lo hice finalizando la década de mis 20 años. El peor tiempo de mi vida fue ese. Pobreza, locura, malas decisiones, y angustia, mucha angustia.
A los 35 aproximadamente empecé a cambiar mi mentalidad. Comencé a asumir la vida como venía y a tomar decisiones que me produjeran satisfacción momentánea, por ejemplo, dar una conferencia pequeña.
Lo hice, empecé a dar pequeñas conferencias. Jamás pensé que eso sería un gran entrenamiento. Nunca lo planifique así. Solo lo hacía porque me gustaba.

Entre los 30 y los 40, mi vida económica no mejoró, pero sí mi vida emocional. Seguía haciendo locuras, pero cerca de los 40, estas locuras eran menos dañinas para mí y para los demás.
20 años después de la época de la desesperación, empezó todo a cambiar vertiginosamente.
Todas las decisiones pasadas empezaron a servirme de experiencias, y todo los errores empecé a verlos como oportunidades.

Hoy tengo 52. Me siento exitoso, no me meto en problemas como antes, no hago daño a nadie y muy poco a mí mismo. En este momento me siento totalmente satisfecho de mi. A la fecha, pasaron 30 años desde la “desesperación”.


Hoy vi esa imagen y dije “¡Carajo, cuánta razón tiene del Toro!”.

A muchos de uds. los veo “desesperados” y no entienden absolutamente nada sobre esto. La vida no es TODA la vida. La vida es apenas hoy. Ayer ya pasó, y mañana no sabes si llegas. Tú vives hoy, así que pensar en “toda la vida” es sencillamente una distorsión cognitiva.

No desesperen, no piensen que no tienen tiempo, no asuman que uds. tienen el control total de su vida, no crean que uds. saben lo que pasará mañana.

Vivan hoy. Nada más hoy, y tomen decisiones que les generen satisfacción hoy.
Mañana, si es que llega, será la suma de tus errores y aciertos, y SIEMPRE podrás cambiar tu vida, no importa la edad que tengas.

Sepan

Resucitar es el mensaje real.

Los que me conocen deben estar muy sorprendidos de que yo monte esta foto en mis redes. La mayoría sabe que no soy católico, y que desde que dejé de ser ateo, soy agnóstico. Pero la resurrección tiene algunos elementos que creo pertinentes analizar.

Vamos a olvidarnos un poco de la religión y vamos a meternos en un tema más ligado a la simbología y la psicología. Los invito.

Jesús, en una sociedad absolutamente machista, se aparece después de resucitar no a un hombre, no a Juan, no a pedro, sino a una mujer. Allí hay un símbolo. El más grande, el divino, se aparece a la mujer. Es importante entonces el lugar donde Jesús la coloca. La iglesia nunca entendió ese símbolo. De hecho, no existen curas mujeres y mucho menos Papa mujer. Nunca entendieron que Jesús nace de mujer y resucita ante mujer.

Por otro lado, hay otro elemento en la resurreccion. Jesús no teme probar su existencia ante Tomás. No condena al no creyente, no condena incluso la duda. Al contrario, da una muestra de humildad y le muestra sus heridas. Bienaventurados los que creen sin ver, no significa que son condenados los que no creen. Si no crees, yo te muestro y te lo pruebo. Ese fue el mensaje que dio Jesús a los no creyentes. La iglesia tampoco entendió ese símbolo y aunque no condena a quienes no creen, tampoco es que los mira con buenos ojos.

Por último, la resurrección es más importante que la crucifixión. Cualquiera puede ser crucificado pero no cualquiera puede resucitar. La iglesia dice que Jesús murió por nosotros. Una forma sutil de hacernos sentir culpables. Jesús resucitó por nosotros. Eso es lo que importa. Claro, un mensaje así no podía ser difundido, el miedo y el temor controlan mejor. Es la resurrección el verdadero legado del mensaje de Jesús, no su muerte, ni siquiera su sufrimiento. Miles de héroes han sufrido y muerto por los demás. Cualquier bombero o policía lo hace. Cualquier médico luchando contra el covid lo hace. Es la resurrección el mensaje, no la muerte ni el sacrificio.

Tengan esto en cuenta para sus propias vidas. Es levantarse y seguir. Es resucitar ante las adversidades. Es resurgir del sufrimiento. De eso se trata.

Se trata de la vida.

Sepan.

“Sensación de Vacío”

“Sensación de Vacío” – Por Alberto Barradas

Cada vez es más frecuente escuchar a la gente decir en consulta que se sienten sin rumbo, que no le encuentran sentido a la vida y que tienen esa sensación de vacío que los desconecta de la alegría de vivir.

En este #vlog​ traigo una reflexión y algunas recomendaciones para ti.

#Depresión#Tristeza#Psicología

Recuerda, si necesitas ayuda o dar un testimonio sobre este tema, puedes ir a los FOROS PSICOVIVIR.

Si conoces a alguien con esta inquietud, compártele este video. Suscríbete ya a mi canal, activa las notificaciones, guarda mis videos en tu lista de favoritos, y dale “me gusta”, y participa con tus comentarios.

Estaré respondiéndote e interactuando contigo.

Tus emociones reales tienen cabida en mi canal. ¡Sigue conectado conmigo! _________________________________________________________

👉 Visita mi web: https://psicovivirinternacional.com/

SÍGUEME EN LAS REDES SOCIALES

👉 Telegram: https://t.me/psicovivirinternacional

​ 👉 Instagram: https://www.instagram.com/psicovivir/

👉 Facebook: https://www.facebook.com/AlbertoBarradas.Psicovivir/

👉 Twitter: https://twitter.com/Psicovivir

👉 LinkedIn: https://www.linkedin.com/in/psicovivir/

👉 Blog: https://psicovivir.com/

Y ahora también en Spotify, con audios exclusivos de mi serie en Telegram “SEPA”, ediciones especiales de videos de YouTube en audio y con los audios editados y musicalizados de mis Lives de todos los lunes.

Entra en Spotify aquí: https://open.spotify.com/show/4ARI6SD​…

Si quieres comprar mis libros, haz clic aquí:

A veces Cupido tiene mala puntería – https://amzn.to/334Yc0B

Esto se acabó – https://amzn.to/3mUGGUo

Psicovivir Internacional es el servicio de salud emocional con atención online más grande de habla hispana. Dirigido por el Dr. Alberto Barradas.

A veces nos parecemos a aquello que odiamos.

Me gusta analizar y reflexionar sobre estas cosas cuando la marea baja, pero en este caso, mejor hacerlo en caliente.

Ayer murió un conocido animador venezolano. El Covid lo mató a él y a su papá. Días atrás había pedido ayuda económica. Unos humoristas (los del video) también bastante conocidos en Venezuela, dudaron de eso, lo llamaron claramente estafador y se burlaron de la situación.

Hoy estos humoristas enfrentan la ira en las redes.

No me sumaré a ese odio. Lo explicaré.

Venezuela está enferma en muchos sentidos. Son 21 años de destrucción de su cultura, símbolos, forma de vida, sociedad y civilización. La representación de la sociedad son en mucho, sus artistas. ¿Por qué? Porque el arte siempre ha sido la representación de la sociedad donde se ejerce. Desde las pinturas rupestres hasta el día de hoy, el arte define la expresión social.

La farándula venezolana es un asco (no toda pero si su enorme mayoría actual). Sus valores pasan desde lo vulgar, lo ilegal y ahora hasta el salvajismo. Es un tema social, cultural, de valores obviamente. Estos dos personajes, en una sociedad un poquito más normal, estarían enfrentando multas o prisión. No sólo odio en redes. Pero no, no es así, y esto es porque no hay sociedad estructurada hoy en día en Venezuela, sus valores y principios.

Lo moral sería cerrar ese programa, desaparecer, y también sentir el desprecio de la gente. No va a ocurrir. Ellos seguirán y tendrán bastante gente que los defienda. En Venezuela la normalización de lo aberrante es norma.

Esto nos debe llamar a la reflexión. ¿Nosotros somos Alex Goncalves? ¿Somos Jean Mary? ¿Somos capaces de ser como ellos? La respuesta es que quizás sí. Quizás ellos nos muestran un poco quiénes somos. Si empezamos por vernos, podemos no sólo rechazarlos a ellos, sino también rechazar esa parte de nosotros que se parece a ellos.

Entonces, esto habrá servido de algo, y quizás podría ser un pequeño eslabón de un gran cambio social.

Si no queremos ser como ellos, debemos apartarnos de esa parte de nosotros que se parece a ellos.

Lleve.