Conformismo: cuando la basura ya no te huele mal

Cuando yo vivía en Venezuela, sobre todo los últimos años antes de salir de allí, yo tenía más de 4 años sin agua potable constante (la ponían solo 3 veces a la semana por espacio de 5 horas cada día). Se iba la electricidad a cada rato y había racionamiento de 4 horas sin luz, todos los días (siempre eran más horas sin luz). Tampoco había medicinas, ni comida. Aún quedaba algo de gasolina, pero siempre era difícil de conseguir.

Yo almacenaba agua en bidones. Mi departamento estaba lleno de ellos. Mi cocina era eléctrica y compré implementos de cocina de camping. Almacené comida como si tuviese una bodega.

También fui comprando medicinas para tener en almacén. De manera altamente peligrosa, también iba almacenando gasolina. Menos mal no me pasó un desastre.

Al final, yo estaba viviendo “mejor” que muchos otros. Tenía comida, agua, gasolina, medicina, y aunque no tenía electricidad, tenía todo con baterías, gas, y hasta compré una batería de auto para subirla a mi departamento y con eso cargar los celulares. Tenía “todo”.

Iba a la playa, debido a mi trabajo iba mucho a hoteles, comía en restaurantes buenos y, al final de toda la historia, “yo vivía bastante bien”.

Sin saberlo, sin darme cuenta, sencillamente me fui convirtiendo en un tipo acostumbrado a vivir en lo malo y, peor aún, sintiendo que estaba “bien”. Ese es el mayor problema cuando vives muy cerca de la basura.

Llega un día en que ya no te huele mal, y hasta ves lo bueno de vivir en ella.

Tengo años fuera de Venezuela, aunque no tantos, y la verdad no creo que esté mejor. Creo que muchos se adaptaron, otros (la minoría) hizo plata y viven “bien”, y la enorme mayoría, sufre en silencio porque si grita, lo jode la dictadura y también la “oposición”.

Sepa.

La mentira

Yo al cantante Chyno Miranda no lo conozco personalmente, pero, por alguna extraña razón, me cae bien. Digo extraña, porque no se cómo te puede caer bien o mal alguien sin conocerlo.

La separación con Nacho, su enfermedad, y ahora la separación de su esposa, habla de que, en los últimos años, al artista no le ha ido nada bien. En ese sentido, tiene mi solidaridad y comprensión, pero en este post quiero hablar de otra cosa: la mentira.

Hace poco, salieron Chyno y su esposa desmintiendo su separación. Juraron y perjuraron que estaban unidos y amándose. Pocas semanas después, admiten que tienen un año separados.

La vida íntima de un artista generalmente es de dominio público. Es el precio a pagar (entre otros) de ser alguien conocido. A nadie le debería interesar tu vida privada, pero la realidad es que en cuanto a los artistas o personajes públicos, sí, interesa. Es un hecho y hay que aceptarlo.

El juicio sobre la vida de un artista o personaje público, también viene con la fama. Van a enjuiciarte siempre. No importa que no se deba hacer, igual se hace, y eso es otra cosa que se debe aceptar si quieres ser famoso.

En consecuencia, cuando eres artista o persona pública, tienes que estar preparado para los juicios sobre tu vida, y el interés sobre tu privacidad. Es desagradable, no debería ocurrir, pero ocurre.

Entonces ¿por qué mentir? No tiene sentido. De hecho, es mucho peor. Estamos en épocas modernas, la gente se une, se separa, es infiel, comete errores, etc. No es nada del otro mundo. No hay necesidad de mentir en cuanto a si estás unido o no a alguien. Además que el costo de que te descubran la mentira, es demasiado alto. Una cosa es que seas infiel y otra es que jures que eres un santo. Una cosa es que digas que amas a tu pareja y son felices juntos y otra es que estén separados. El costo de mentir sobre quién eres y qué vives es muy alto. Repito.

Ahora no se puede pedir que no juzguen, que no critiquen, que no se metan en la vida privada. Ahora será peor, y no sólo eso, si antes había empatia, ahora habrá rechazo. Si antes había confianza, ahora habrá lo contrario. Es un acto humano que no se podrá evitar.

A mis amigos artistas, a la gente famosa que sigue mi cuenta, les doy una sugerencia (aunque no soy famoso ni muy conocido): no mientan sobre sí mismos. Fíjense, yo siempre he dicho que he sido infiel, bicho de uña, de joven fui ladrón, mentiroso, y pare de contar la enorme cantidad de errores y fallas que he cometido. Prácticamente todo lo he contado y publicado en mis redes, y miren, acá ando, sin rollo. Si alguien dice algo malo de mí, lo más seguro es que ya yo haya publicado eso primero. Siempre habrá quien te acepte, quien te rechace y quien no te pare bola. No importa si eres famoso o no.

Sean uds mismos, con luces y sombras. De esa manera, jamás van a defraudar.

Sepan.

psicovivir #chynomiranda #natashaaraos #ruptura #chyno #separacion #parejas #mentiras #terapiadeparejas #psicoterapiaonline

DIOS Y RELIGIÓN¿COMPATIBLES?

Que manía tiene la humanidad de mezclar Dios y religión.

Mezclar Dios y religión es como mezclar una persona con el cemento con el que hace su casa

Las religiones intentan interpretar un Dios que generalmente es descrito por los hombres que escriben esos códigos

Cada religión se cree la verdadera y condenan a quien no pertenece a ella, pero todas dicen que Dios es amor. Incongruencia

La religión es regida por hombres falibles e imperfectos que intentan vivir normas de un Dios perfecto e infalible

Los códigos con que se rigen las religiones generalmente tienen que ver con el tiempo en que se crearon las mismas

La idea de Dios siempre es subjetiva. Las religiones intentan unificar sus subjetividades y convertirlas en leyes

La idea de Dios está presente en todas las religiones. Lo interesante es que cada una genera formas diferentes de abordarlo

La idea de Dios siempre será humana ya que son los humanos los que tienen ideas acerca de Dios

Cada vez que pensamos en Dios colocamos nuestros procesos personales a definirlo y aceptarlo. Nos pagamos y nos damos el vuelto

Si no existe religión verdadera es difícil aceptar un Dios verdadero. El hecho de que exista no implica que lo conozcamos

Dios puede existir sin el concurso de las religiones, pero es difícil que una religión exista sin la existencia de una deidad

Los códigos morales que promulgan las religiones son generalmente asuntos humanos donde colocamos a Dios como juez y parte

La mayoría de las religiones han promovido asesinatos y guerras, directa o indirectamente. Asuntos de Dios le llaman

La idea de Dios generalmente está impregnada de alguna elucubración religiosa. Difícilmente separamos una de otra

La idea de Dios manejada por las religiones es generalmente una idea derivada del control de masas

Es interesante como las guerras religiosas están siempre basadas en la creencia de un dios amoroso y misericordioso

Considero que las religiones deberían desaparecer. Dios debería ser experimentado de forma unipersonal e intima

Si desaparecen las religiones pienso que se dejaría libre al hombre de experimentar el Dios que se le manifieste

¿QUÉ LE PIENSAS DEJAR AL MUNDO?

La muerte de Steve Jobs me ha traído como reflexión la pregunta ¿y yo, que le quiero dejar al mundo?

¿Hemos diseñado nuestra vida de forma tal que seamos recordados?

¿Cuándo nos llegue la hora de morir, habremos vivido de forma que hayamos aportado algo a la humanidad?

¿Vivimos de forma que hagamos la diferencia o en realidad somos más de lo mismo?

¿Es nuestra vida una demostración de que realmente deseamos ser diferente a los demás?

¿Vivimos de tal forma que nos admiren por nuestros actos o solo simples admiradores de los actos de los demás?

¿Hemos construido una vida donde al morir nuestros familiares y amigos nos recuerden por nuestros actos?

¿Estamos vivos o vivimos muriendo?

¿Somos capaces de marcar la diferencia?

¿Hemos dirigido nuestra vida a ser una mejor versión de nosotros mismos o solo una copia barata de lo que creemos que somos?

Y cuando mueras, ¿Cómo te recordaran?

¿Estas dejado un legado en la vida para recordar o más bien para olvidar?

¿Estas viviendo una vida que realmente merezca ser vivida?

Cuando mueras, ¿ira mucha gente a tu funeral o solo unos pocos conocidos?

La vida que vives, ¿vale la pena?

En tu vida, ¿eres de los que todo se lo toman a risa, por imbécil o por tener buen humor?

¿Pertenecerás al club de la gente que construye el mundo o serás solo del club de los que soñaron pero no hicieron?

¿Eres de los que te haces preguntas o solo esperas que otros te den respuestas?

¿La vida que vivimos sirve de algo?

¿Cuándo mueras, habrás realizado grandes obras o sencillamente habrás sido uno más que paso la tierra?

¿Eres la única referencia de tu vida o los demás notas que vives?

¿Eres nulo a los demás o eres punto de referencia?

En fin, ¿Eres lo que realmente quieres ser?

 

CONOCERSE A SI MISMO

Nada puede ofender a quien conoce bien sus virtudes y defectos

Ser uno mismo implica siempre estar claro en que a veces es imposible ser uno mismo

Ser frontal no es agredir a los demás, es mostrarse ante los demás

Todos vivimos diferentes roles en nuestra vida, el asunto es cuando confundimos nuestra esencia con el rol del momento

Cuando nos liberamos de represiones sobre nuestro concepto de nosotros mismos, tendemos a ser más honestos

Cuando se admiten fortalezas y debilidades la consecuencia inmediata es una reconciliación con tu propia humanidad

El acto de conocerse a si mismo es siempre un acto valeroso

Nadie se conoce a si mismo en su totalidad, pero siempre se puede hacer el intento

La hipocresía es solo una mentira que se vive actuando de forma que al final te la crees en verdad

Quien se conoce a si mismo reina sobre sus pasiones, reprimiéndolas o dejándolas fluir

Nada ofende a quien está seguro de lo que es

Quien vive pendiente del concepto que tienen los demás sobre él, solo se conocerá en función de lo que le dicen quien es

Quien solo admite sus virtudes solo conoce la mitad de si mismo

Quien se ve lleno de defectos nunca es objetivo

Nadie es dueño de la opinión de los demás

Quien está seguro de sí mismo nunca se vanagloria de que está seguro de sí mismo

Para conocerse a si mismo el primer requisito es saberse ignorante de si mismo

Ser fuerte implica entender y aceptar sus debilidades

SOY GORDO, MÉTETE CONMIGO Y DIME LO QUE TENGO QUE HACER

Uno de los aspectos más característicos de la persona obesa es su “letrero” en la cabeza que dice “mírame, soy vulnerable y débil y puedes meterte en mi vida y mi intimidad todo lo que te dé la gana”. Si, no se sorprenda querido lector: a nosotros los obesos todo el tiempo nos dicen lo que debemos hacer, como debemos comer, la voluntad que debemos tener, lo mal que nos vemos y ¿Cómo es posible que llegaste a ese estado?

Uno podría decir que las personas que dicen eso lo hacen porque se preocupan, nos aman, están interesados en nuestra salud o cualquier elemento positivo que se nos ocurra, pero lo cierto es que la mayoría de las personas se siente con el poder y el permiso necesario de darnos consejos no pedidos, criticas no deseadas y opiniones que nunca nos preguntan si queremos oír. Es como si todo el mundo se sintiera con el derecho de decirnos lo que debemos hacer, lo mal que lo hacemos y como ellos (delgados) si saben lo que hay que hacer para cubrir las expectativas de los demás.

Si, nosotros los obesos estamos permanentemente intentando cubrir las expectativas de los demás. No nos gusta que nos vean comiendo, no nos gusta salir en las fotos familiares, no deseamos ir a la playa, ir de compras es solo si nos obligan y más aun, de forma perenne hay alguien criticándonos, haciéndonos sentir miserables en el nombre de la “salud” y diciéndonos a nosotros los pobrecitos, lo que debemos hacer para vivir bien.

Es una característica muy repetitiva en la vida del obeso el estar siempre bajo la mirada de los demás. Es como si las opiniones de los otros definieran quiénes somos y como somos. De hecho nos decimos a nosotros mismos “soy obeso” en vez de la realidad que es “estamos obesos”. Nos identificamos tanto con lo que los demás dicen de nosotros y como nos miran, que terminamos creando un concepto personal que es muy parecido a lo que los demás piensan de nosotros, es decir, nos vemos débiles, feos, desorganizados y lo que es más fatal: inservibles.

Estamos claros, la obesidad es una enfermedad, nace de malos hábitos alimenticios y problemas hormonales y genéticos, vida sedentaria y poco amor a nosotros mismos; pero vamos, todos los obesos sabemos eso, también sabemos que debemos mejorar, comer mejor, hacer más ejercicio y cuidar nuestra salud. También sabemos que tenemos problemas psicológicos que resolver que nos llevaron a estar tan gordos, igualmente conocemos el hecho de que nos estamos matando y que la vida así no debe continuar, igualmente estamos claros de que nuestra sexualidad está comprometida, que no nos vemos tan bien como quisiéramos y que en fin, tenemos problemas serios. De hecho, sabemos que la voluntad es un problema y que un delgado nunca nos comprenderá porque no tiene idea de lo que sentimos. Si, sabemos todo eso, no somos brutos. En consecuencia amigo mío, no tiene que repetírmelo, no tiene que machacarme lo que ya sé, no crea que soy un desinformado, no me crea tan imbécil. EL problema amigo preocupado por mí, es que soy un adicto, esta página es para obesos, si usted es flaco no me va entender y si usted es obeso sabe que estoy diciendo algo que todos vivimos. De hecho querido amigo, estoy buscando ayuda y por eso me estoy leyendo este blog. Soy un obeso, no tiene que recordármelo y mejor apártese que estoy un poco apretado y deseo leer cómodamente este post que le da en la madre a los que no entienden lo que vivimos.

Si desea asistir a nuestro programa de Apoyo Psicológico A la Persona Obesa, puede llenar el siguiente formulario y le enviaremos toda la información.