LAS CONTROVERSIAS DEL SER

Dentro del contexto humanista el ser es la definición basada en la experiencia que se tiene de uno mismo, es la antonomasia de existir y fundamentalmente tiene que ver con la concepción subjetiva de las características personales que nos hacen diferentes a los demás. Ser es la valoración que se tiene de la propia existencia y la conciencia que se tiene del hecho de existir. En consecuencia solo somos cuando comprendemos las aristas de toda nuestra personalidad. No puedo yo ser si no tengo conocimiento exacto de mi propia existencia. Si no existo no soy.

El problema se inicia cuando mi concepto existencial de mi propia permanencia en la vida, se ve influida por lo que me dicen los demás que soy yo. Allí se inicia la controversia ¿soy lo que soy o soy aquello que dicen que soy?, ¿Cómo puedo yo saber quien soy si no obtengo la referencia de los demás sobre mi propia existencia?, ¿si nadie sabe que existo, como sabría yo que entonces existo y no soy la alucinación de mi mismo? La controversia empieza donde la cultura finaliza. Es el proceso de convertirnos en persona solo por que determinamos culturalmente la contingencia manifiesta del si mismo, dentro del contexto de lo social. Si lo vemos desde ese punto de vista, solo soy por que los demás interactúan conmigo y me definen en mi comportamiento. Alineación en su máxima expresión.

El problema se pone mas grande cuando incluimos la variable “lo que quiero ser”. La distancia entre lo que consideramos que somos y lo que queremos ser, generalmente esta diseñada en los laboratorios de los fabricantes de necesidades consumistas. Definimos nuestros estándares en base a modas y nunca nos damos cuenta que nosotros no hemos creado nada, sino que somos esclavos de lo que los demás nos dicen que debemos ser. Si confundimos el ser con el tener, entonces necesitamos ayuda profesional, sin duda alguna. Cuando un zapato bonito o una cartera de moda tapa tu vacío existencial, lo único que estas diciendo al mundo es que no hay nada mas allá del ser que aquellos que posees, lo cual indica por deducción que si no tienes no eres. Ahora es peor, los demás te dicen quien debes ser, luego confundes el ser con el tener y la distancia entre lo que eres y quieres ser se convierte en el limite de una tarjeta de crédito.

Solución: tener un concepto propio, cambiante en base a las circunstancias, de quien eres. Definir tu ser en base a tus sentimientos sobre ti mismo y establecer el control interno de tu concepto, el cual no puede ser modificado por meta cogniciones derivadas de lo externo. Producir significados basados en tu experiencia, hacer manifiesto tus emociones y decir a viva voz lo que deseas, permitir la interactuacion con lo social como reafirmación de quien eres y no como elaborador de conceptos sobre ti mismo. Lo social es un punto de referencia, nunca una escuela de personalidades.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s