ANSIOSOS EXISTENCIALES

A veces sentimos que no hay esperanzas

De hecho muchas veces pensamos que todo lo que nos pasa es malo y pesado. Es como una sombra que nos arropa

Incluso hay momento donde lo único que deseamos hacer es dormir y si no despertamos pues mejor

Momentos de desesperanza, de oscuridad. A veces la vida no pareciera que nos da nada bueno

Vivimos a veces rupturas, perdidas y vacios que son difíciles de sobrevivir a ellos a menos que solo sea llorando

Momentos donde no solo estamos deprimidos sino más bien muertos viviendo. Hay momentos así, no cabe duda

Pero hay otros momentos donde la vida nos enseña que lo que pensábamos era oscuro, en realidad es una luminosa oportunidad

Hay momentos en la vida donde un gesto, una palabra o incluso una sonrisa te hace el día vivible

De hecho hay momentos en la vida donde cualquiera que sea ateo empieza a creer en Dios. Así de maravillosos son esos momentos

No podemos negar que hay días buenos y malos y nosotros muchas veces pensamos que son absolutos, permanentes.

No podemos ocultar que somos esclavos del placer y rebeldes del dolor

Pasamos de días buenos a malos y cuando son oscuros pensamos que los días felices nunca vendrán

Somos una especie de ambivalentes existenciales. No sabemos comprometernos con una idea o estación emocional

Hoy amamos, mañana terminamos, hoy estamos locos por el otro y al otro día ni saludamos. A veces no somos lo que queremos

Nuestras ambivalencias nos agobian a veces. Es como si no supiéramos ser estables ni comprometernos con una forma de vida

Inspirados caemos en depresión y en crisis triunfamos. Somos expertos en voltear la torta

A veces deseando algo no nos damos cuenta que obtenerlo sería nuestra ruina

Vivimos muchos de nosotros en existencias basadas en satisfacer nuestros impulsos y en tener ansiedad al no poder hacerlo

En esos momentos de oscuridad existencial nos perdemos en la desesperanza y en la felicidad nos volvemos algo hipomaniacos

No es que seamos bipolares, es que la realidad es que somos multipolares aquellos que vivimos en base a nuestros impulsos

Mientras vivamos la vida en términos de impulsos y no de compromisos, nuestra existencia será siempre blanca y negra, sin matices

Perseguir el placer se hace de 2 formas: nos acercamos a él o huimos del dolor. Todo impulsivo viola esta regla y choca consigo mismo

Mientras persigamos satisfacer todas nuestras ansiedades lo único que tendremos es un exceso cansón de emociones sin parar

La verdad es que si abandonamos la necesidad de calmar nuestra ansiedad y apelamos al compromiso emocional, estaremos mejor

Nuestra ambivalencia emocional se basa en ese periodo infantil en donde nos daban lo que queríamos. Al no vivirlo así, sufrimos

Pasamos de profunda felicidad a enormes angustias y de allí a grandes melancolías para llegar a profundas rabias. Quienes? Los ansiosos

Quienes estamos sujetos a la baja tolerancia a la frustración lo único que nos calma es ser llenados en nuestras demandas ansiosas, cual niños

La utopía del ansioso es que algo le calme la ansiedad cuando no se da cuenta que es el mismo quien se la produce

Como calmar la ansiedad existencial de tener que satisfacer mis impulsos? Siendo adulto y entendiendo que no todo lo puedes tener

Si aprendemos a tolerar frustración y a no asumir que el mundo se acaba si a algunas cosas debemos renunciar, seremos más libres de ansiedad

Si nos comprometemos con nuestras decisiones en vez de ser víctimas de nuestros impulsos, seremos mucho más estables emocionalmente

Que es la paz? Ser emocionalmente estable, saber frustrarse y nunca creer que todo sea para siempre. Adaptarse a los cambios

 

Anuncios