LA SALIDA

Seré claro en esto: no hay salida democrática en #Venezuela. Vamos a bajarnos de la nube. Son sólo 3 vías posibles según mi opinión:

Los militares se alzan y generan un golpe de estado. Opción que veo poco probable ya que militares activos, patriotas y que amen a Venezuela son pocos, muy pocos. La inmensa mayoría son cobardes y sin honor. Han mantenido esto durante 20 años y han contribuido a matar venezolanos inocentes o se hacen la vista gorda. Tienen mi temor, ya que son peligrosos y desalmados, pero no tienen mi respeto y tampoco el de la mayoría.

Invasión extranjera. Es posible bajo el método de Irak o Libia. Infiltran gente que genera movimientos de rebelión interna. Consecuencia? Guerra civil. Nada bueno obviamente. Las invasiones tipo Panamá ya no pertenecen a este siglo. Además, los ejércitos de ocupación siempre hacen más daño que bien. En todo caso es una opción pero también la veo poco probable.

Levantamiento masivo popular. Lo veo factible solo que no por ahora. El venezolano común sigue haciendo cola por comida al igual que la Rusia comunista o la Ucrania socialista. Sólo cuando la desesperación llegó a esos países, la gente no temió morir y se lanzaron a la calle y se prendió el parampampan. Cientos de casos así. Así que la posibilidad de que eso ocurra es amplia pero podemos olvidarnos de que eso ocurra pronto. Además, no existe oposición articulada y la que si lo está, colabora con el régimen (mud y asociados). Conclusión? Sálvese quién pueda, como sea, donde sea, a como de lugar. Cada quien es responsable de su propia historia individual. Los movimientos sociales se hacen con el tiempo. Mientras eso ocurre ud puede irse del país, buscar como sobrevivir dentro de él o conspirar para generar esos movimientos sociales y ver cómo tumba al régimen. #habiaquedecirlo

Anuncios

NO A LA DESESPERANZA

No hay motivo para la desesperanza en la Venezuela de hoy, y les diré por qué.

Yo siento que hemos aprendido. Venezuela se abstuvo, y fue tan masiva y tan contundente, que la delincuente mayor de Tibisay Lucena, no tuvo más remedio que admitir que fue minoritaria la votación. Todas las cifras fueron falsas, pero la abstención fue abrumadora. Qué significa eso? Que la inmensa mayoría del pueblo rechaza al régimen y también rechaza a sus colaboradores (Falcón, Mud, y demás yerbas aromáticas). Hemos aprendido. Ya sabemos donde están los traidores y ya reconocemos cuando nos engañan. No es poca cosa eso.

Ahora que hay que hacer? Vendrán desconocimientos masivos a nivel internacional, más sanciones y ahora sin liderazgos mentirosos, toca generar una nueva visión política. Cuál? La esperanza. Este régimen ha hecho de todo para deprimirnos y generar desesperanza, y en mucho lo ha logrado, es por eso que la mayor desobediencia es tener esperanza. La mayor fortaleza es soñar con el futuro, la mayor valentía es mirar es hacia adelante.

Toca seguir sobreviviendo, toca seguir luchando. La dictadura no sale con votos y vendrán días de lucha y mucho temple, todos lo sabemos, y el cómo yo se no se de qué forma dará, pero esto se va a derrumbar, estoy seguro, y vamos a construir una Venezuela nueva, y vamos a sanar las heridas, y al final, aunque no veamos en este momento cómo se van a dar las cosas, rescato lo que nos dice el arte de la guerra: “cuando quieras engañar a tu enemigo, hazle sentir que estás muy lejos, cuando en realidad estás muy cerca”. Venezuela aprendió a no dejarse engañar, y eso es definitivamente una gran posibilidad de un mañana mejor.
#HabiaQueDecirlo #Venezuela

¿VOTAR O NO VOTAR?

Yo no se a quien detesto más, si al régimen o a la oposición (mud). Ellos compiten dentro de mi en cuanto a mi rechazo. La estupidez opositora nos ha colocado a los venezolanos en un disparadero emocional. Votar o no votar?

Ese dilema en que estamos ahora sumergidos y que de paso ahora también nos convierte en enemigos, es culpa de la oposición (mud). Por qué? Porque ellos no dicen nada, no proponen nada, no establecen ningún plan y literalmente parece que se andan comiendo los mocos. Entonces el régimen hace de las suyas. Va con unas elecciones a las que nadie va a reconocer pero que a ellos no les importa en lo absoluto debido a que saben claramente que el reino es de quien divide al enemigo.

Yo no se si Falcón es una ficha del régimen o no. A mi me gusta lo que hizo en Lara, pero yo no lo conozco ni se quien es como persona, lo que se es que está acompañado por políticos que yo en el pasado he respetado siempre (Fermin y Fernández). Adicional a esto Falcón es quien paradójicamente si está proponiendo algo, votar.

Entonces, la mud dice “no votes” pero no dice más nada. Falcón dice “vota” pero no dice que hará cuando la comunidad internacional está diciendo que no va a reconocer nada y que de paso le da una máscara democrática al régimen. Ven? El régimen y una oposición dividida nos han colocado a nosotros a volvernos locos.

Qué hacer? Lo que nos dicte la conciencia. Pienso decididamente que cada venezolano debe hacer no lo que le mandan a hacer sino lo que el considera que es correcto. Votar o no votar no es el asunto, el asunto es ante qué situación sientes que estás haciendo algo por el país. Hacerse enemigo del que va a votar como hacerse enemigo del que no, insultar, agredirse, etc, es definitivamente lo que quieren aquellos que nos quieren siempre pisar. Mientras peleamos entre nosotros, ellos siguen jodiendonos a todos.

No le pares a insultos o reclamos. Votar o no votar es asunto tuyo, estrictamente tuyo. El enemigo no es quien piensa diferente a ti, el enemigo es quien no te permite pensar.
#HabiaQueDecirlo #Venezuela

EL ENGAÑADOR ENGAÑADO

Ayer dando una asesoría ella me contaba que su amante le había engañado, que ella pensaba que el amor existía entre ellos, y que era puro y transparente.

Ella casada, y el también.

Yo le dije que siendo ambos mentirosos, que vivían esa doble vida, acostandose entre ellos y luego con sus esposos, viviendo siempre a la sombra y de forma constante viviendo bajo el engaño (yo también he sido amante de alguien y se como es la vaina, así que no me pueden venir con cuentos), podían pensar en un amor “puro y transparente”. Ella me insistía en que si se podía, y que ellos no eran malas personas, solo que “el destino los unió, y además todo el mundo dice mentiras y oculta cosas”. Le dije que no se podía amparar en la vida de los demás, que cada quien es responsable de lo que hace, y que en mi visión, tu no puedes pensar en ti como alguien “puro y transparente” cuando vienes de estar en el hotel con tu amante, llegas a casa, le haces cena a tu esposo, le das un beso en la boca, y le dices “te amo mi amor”. Insistí en que si uno robaba un banco era ladrón, y no importa si eras Robin Hood, ladrón te quedabas.

Por cierto, se me olvidó decir en esta historia, que ella estaba muy deprimida porque el la había engañado en cuanto al amor, y la había dejado incluso, diciendo que ella era la culpable. Es decir, el propio bicho de una uña pues.

Moraleja? Asume tus sombras, no te creas una niña pura, virgen y casta, cuando andas siendo amante de alguien. Entiende que tienes tus sombras y entiende que también tienes aspectos bastante oscuros en tu personalidad. No es cuestión de que te juzgues sino de que te observes y vayas asumiendo que no eres tan buena persona como crees, pero tampoco tan mala. Y el otro también.

Pero bueno, imagino que uds ya leyeron bastante sobre eso en mi libro #AVecesCupido, que por cierto ya va para su sexta edición. El libro de autor venezolano más vendido en los últimos años. Mil gracias por eso mi gente, gracias por leerme.

CUANDO ACEPTAS MEDIOCRIDAD…

Periodistas que se equivocan y los justificas porque “todos cometemos errores”. Políticos que no hacen lo que tienen que hacer y los justificas porque “al menos están dando la cara”. Alguien que debía llegar temprano y llega tarde, y lo justificas porque “caramba, suceden imprevistos”. Negocios que atienden mal y lo justificas “porque son empleados y les pagan muy mal. Si no comprendió lo que leyó, lo justificas porque “no todos tienen el mismo nivel de comprensión”.

Y así al infinito.

Es verdad que en muchas cosas hay que ser flexibles pero también es verdad que si sigues en el “pobrecitismo” (pobrecito por tal o cual cosa) lo único que vas a fomentar es la mediocridad.

Los países desarrollados no aceptan nada, no toleran nada que tenga que ver con mediocridad, no permiten que nadie pise sus derechos, no son flexibles en el incumplimiento de las leyes, no permiten faltas de civilización, no aceptan errores que impliquen desprestigio, no toleran que sus medios mientan, sus políticos sean corruptos, y pare de contar las cosas que no aceptan. Llegan al punto de ni siquiera aceptar que su crack más grande en el fútbol, no juegue para su selección, así tenga un musculo roto. En fin, los países que entienden que si se dejan, se joden, no aceptan nada que no sea calidad.

Y eso empieza por la calidad individual.

EMIGRAR. ERRORES QUE NO DEBES COMETER

Algunos errores que veo que cometen muchas personas al emigrar están basados en la creencia de que los demás deben estar agradecidos de que Venezuela fue un refugio de emigrantes, y que ahora que andamos en mala situación, deben recibirnos como héroes que llegan de la batalla. No!! No somos héroes. Somos un pueblo que no ha podido sacar a su dictador, que no ha podido conformar una oposición decente, y que estamos llenos de miedo y hay que decirlo, también de conformismo. En consecuencia no tienen que recibirnos como héroes. Más bien debemos estar profundamente agradecidos con los países que tienen un sistema más flexible con nosotros en cuanto a la emigración, y debemos adaptarnos a sus costumbres, respetar sus tradiciones y ser los mejores ciudadanos posibles. Obviamente tampoco es que vamos a bajar la cabeza y dejarnos humillar por algunos xenofobos que siempre hay en todo país, y tampoco es que vamos a andar acomplejados por el mundo porque somos un pueblo en huida (cientos de países han pasado por lo mismo), pero eso no significa que seamos prepotentes o egocéntricos. Ningún país nos debe nada, ninguna sociedad está en deuda con nosotros. Nos acogen, nos adaptamos, ayudamos a ese país que nos brinda oportunidades y servimos con nuestro trabajo, nos comportamos correctamente y llevamos el nombre de nuestro país en alto. Así funciona. Así debe ser.