EL SACRIFICIO

El concepto del sacrificio es milenario. Cuando alguien quería algo, hacía un sacrificio. Primero los sacrificios eran humanos, luego animales y hoy en día son promesas que se cumplen, pero lo cierto es que ese concepto sigue vivo. Deseas algo? Debes sacrificar algo. Yo estoy seguro que existen otras formas, pero no las conozco. En mi vida siempre ha existido el tema del sacrificio. Ir de San Juan de los morros a Valencia fue una gran mejoría pero impuso un gran sacrificio emocional, dejé a mis amigos más queridos y a mi abuela. Estudiar psicología impuso también un gran sacrificio, no tenía dinero y tuve que recibir mucha ayuda, además que me costó un divorcio en medio de la carrera. Empezar en redes me costó un enorme sacrificio, durante mucho tiempo vivía pegado al teléfono, sin recibir ni un céntimo, bajo la crítica férrea de mi familia y esposa. Fue un tiempo muy duro. Ser conferencista también implicó sacrificio, prepararme, equivocarme fracasar muchas veces, fueron tiempos muy duros al inicio. En fin, para lograr cosas, siempre he tenido que sacrificar cosas. Insisto, deben haber otras formas, pero esta me ha funcionado muy bien a mi. #HabiaQueDecirlo

Anuncios

NUEVA PÁGINA WEB

Mi gente, quiero anunciarles algo que me tiene muy orgulloso y lo comparto con uds. Ya está en línea mi nueva página web Psicovivir.net. Ha sido un logro maravilloso de la mano de mi diseñadora gráfica @malex7471. Allí van encontrar mis artículos, comprar directamente mis libros (la página tiene carrito de compra con todas las facilidades de pago), pedir consultas nacionales e internacionales (puedes pagar directamente por la página en todas las modalidades disponibles), e incluso hasta contratar mis conferencias. De igual manera tienen todos los enlaces para mostrar redes sociales y toda la información que requieran o necesiten. Es una página web ideada para la facilidad de uds, super intuitiva y fácil de manejar. Estoy feliz de tenerla, ponerla a la disposición de uds y espero que la disfruten tanto como la disfruto yo. En mi bio encuentran el Link para entrar directamente. Seguimos creciendo de la mano de uds

DESPACITO

El showtime norteamericano es definitivamente un campo de estudio psicológico maravilloso. Allí ves todo y aprendes sobre todo. El arte de manipular lo llevan a un nivel casi extraterrestre. Les contaré en que me baso para decirlo: primero hacen su campaña contra el abuso, eso les reporta un aura se aceptación social y también obviamente les rebaja impuestos. Luego presentan a una sobrias y remozadas lady gaga y miley cirus, alejadas del vestido de carne y lamidas al martillo. Eso de denunciar el abuso no pega con esas excéntricidades sexuales, verdad?. Luego nominan a despacito y hasta la ponen a ser la primera canción latina cantada en español en un #grammy, y encima de eso, le dan palo a Trump. Todo perfectamente sincronizado en auspiciar lo políticamente correcto. Dan cabida a latinos, asumen una causa noble y critican a Trump. Todo perfecto. Entonces? Cuál es el rollo? Que todo es falso, todo es hipócrita. Ponen a despacito, la canción más pegada del mundo, el hit mundial más importante de los últimos tiempos, a no ganar ningún premio, se lo dan a Bruno Mars, que es excelente pero este año no le llegó de cerca a pegar un éxito como despacito. Obviamente no se lo podían dar a un blanco, tenía que ser negro para que no se viera la cosa tan racista. De paso, colocan una canción iconica como no llores por mi argentina para que nadie diga que los grammys no tenían representación latina, pero al final, a pesar de la crítica a Trump, hacen exactamente lo que el hace, discriminan. Sólo que el lo hace de frente y sin miedo, e incluso a veces hasta con base, y justamente por eso ganó las elecciones allá. El dice lo que el norteamericano común no se atreve a decir, pero que sin duda lo piensa. Yo le admiro eso, aunque no esté de acuerdo en muchas cosas que hace. En resumen, una premiacion políticamente correcta, pero enmarcada en una manipulación bestial para quedar bien con todo el mundo. Siempre lo logran. Son maestros en eso.

HABÍA UNA VEZ TWITTER

Cuando yo empecé en Twitter era una red maravillosa. Prácticamente no había anónimos, se usaba para compartir ideas y aunque siempre había gente estúpida metiéndose con las ideas de los demás y no respetando criterios diferentes, eso no era mayoría. Allí hice buenos amigos, me hice algo conocido y fue una época realmente fascinante por todas las potencialidades que tenía. Luego empezó la lucha política. En poco tiempo Twitter se llenó de anónimos, una guerra de insultos, una babilonia parecida al infierno de dante y todo se dañó. Ahora Twitter es un interminable baúl de análisis, denuncias y lamentos, acompañado de una guerra sin cuartel de a ver quien insulta mejor en cada tuit al otro. Cualquiera diría que con sólo seguir a personas distintas tienes, pero no es así, tu puedes seguir a cristo en Twitter y cuando lanzas un tuit, viene lucifer a insultarte. Qué es lo peor? Que la gente allí cree que habla por todos y jura que todo lo que dice es sumamente importante, incluso yo mismo a veces he caído en esa imbecilidad, pero no, en esta oportunidad en Venezuela estamos totalmente errados, lo que se habla en Twitter no se habla en la calle. En la calle hay una situación distinta y completamente alejada a esa red. Para qué sirve Twitter? Para informar y ayudar, al menos en Venezuela esa sería la capacidad ideal de esa red. Instagram es difícil mantenerle la secuencia, Facebook es una red con demasiado ruido, así que Twitter sería maravillosa para compartir noticias reales, en tiempo real, y también para ayudar a conseguir medicinas, además de ayudar al necesitado. Pero para usarla de esa manera tendríamos que ser inteligentes, razonables, serios, educados, con sentido social, democráticos, y si eso fuéramos como sociedad, no sería necesario usar Twitter de esa manera ya que no tendríamos un régimen y un liderazgo opositor tan nefasto como el que tenemos. En todo caso mi invitación es a usar esa red de forma más social, más informativa, analítica pero no infinita y obviamente a bloquear a todo el que insulte, no respete criterio ajeno, solo desee sabotear y mantenga una actitud de afrenta ante cualquier cosa que digas. #HabiaQueDecirlo

HAY QUE HACER QUE LAS COSAS SUCEDAN

La vida me ha enseñado que muchas cosas se dan solas, como predestinadas para uno. Se dan con una facilidad impresionante, pero también he aprendido que esos sucesos no son la mayoría, más bien son especiales. Qué es lo usual? Que las cosas cuesten, que uno tenga que hacer con esfuerzo y dedicación la consecución de los objetivos. Con base a eso sostengo que si queremos salidas en nuestras vidas, debemos construir esas salidas. Ponernos a esperar que las cosas pasen es una forma de conformismo que al final es una especie de resignación, de pesimismo y desesperanza. Opino que somos los creadores de nuestros propios universos, que cada uno debe escribir su biografía personal, que somos los arquitectos de nuestra vida. Es por esto que invito a no esperar que las cosas sucedan, hay que hacer que sucedan. Abandonar el miedo es una obligación. #HabiaQueDecirlo

2017

El 2017 fue para mi un año bastante extraño. Los primeros meses marcados en protesta, violencia y muerte en mi país Venezuela. Todo absolutamente infructuoso debido a una oposición rastrera y traicionera que nosotros tenemos, y a un régimen que no tiene sentido humano de gobierno, que viola los derechos humanos como le da la gana. Por otro lado en lo personal mi primer libro #AVecesCupido se vendió de manera exorbitante y las críticas fueron profundamente positivas, salió mi segundo libro #EstoSeAcabó y a pesar de que debido a la situación país, el precio es elevado, el libro se ha vendido incluso más allá de cualquier expectativa que hubiésemos podido pensar @planetadelibrosve y su directora @marianamarczuk. Lanzamos una gira a mitad de año con la conferencia de a veces cupido en Venezuela, y de las 25 presentaciones 21 fueron lleno total, incluso plazas como Barquisimeto, Maracaibo y Valencia, se llenaron hasta 15 días antes de mi presentación. Amplíe mis oficinas al doble, di más puestos de trabajo, ayudé económicamente a mi personal más allá de las obligaciones laborales, hice mucha labor social, y mis consultas internacionales crecieron en número y en pacientes dados de alta de forma satisfactoria. En consecuencia, me fue muy bien dentro un contexto muy malo, sin estar enchufado al régimen, sin hacer cosas ilícitas, sin joder a nadie y con esfuerzo y dedicación. Pudiera estar feliz, pero no lo estoy. La hiper inflación nos está comiendo y nos va a comer más, murieron muchos venezolanos en las protestas, los saqueos dejaron sin negocios ni trabajo a muchos, el país está destruido y no tiene pinta de cambiar, y nuestra oposición política es la peor de toda la historia política de la humanidad. Aunque a mi y a mi equipo nos fue muy bien, realmente ha sido un pésimo año, y aunque podemos contar como bendiciones muchas cosas que hemos vivido en el #TeamPsicovivir, la verdad es que hicimos de tripas, corazón. No podemos sentirnos felices. Es por esto que este año fue muy raro y malo. Lo bueno ha sido una bendición y lo agradezco, pero solo seremos felices cuando volvamos a recuperar a nuestro país. Solo así. #HabiaQueDecirlo