“La Psicología del Éxito”

Muchos libros, expertos y “Gurús” han hablado sobre el tema de cómo obtener el éxito.

Yo no tengo un libro, no soy experto y mucho menos un gurú, pero he tenido mucho éxito.

Y las claves de mi éxito te las comparto en este video.

#Éxito#Superación#Motivación

En Psicovivir Internacional somos “La Rebelión en la Psicología”.

Por eso suscríbete ya a mi canal, activa las notificaciones, guarda mis videos en tu lista de favoritos, y dale “me gusta”, y participa con tus comentarios.

Estaré respondiéndote e interactuando contigo. Tus emociones reales tienen cabida en mi canal. ¡Sigue conectado conmigo!

Tus #emocionesreales tienen cabida aquí en mi canal. ¡Sigue conectado conmigo!

👉 Visita mi web: https://psicovivirinternacional.com/

SÍGUEME EN MIS REDES SOCIALES

👉 Telegram: https://t.me/psicovivirinternacional

👉 Instagram: https://www.instagram.com/psicovivir/…

👉 Facebook: https://www.facebook.com/AlbertoBarra…

👉 Twitter: https://twitter.com/Psicovivir

👉 LinkedIn: https://www.linkedin.com/in/psicovivir/

Cómo afrontar el 2021: una guía contra el miedo

Escucha la edición de audio de este Live en SPOTIFY:

El 2020 ha sido un año catastrófico. Empezamos con la muerte de Kobe Bryant y de allá para acá no hemos tenido respiro para nada. Meses encerrados, noticias malas tras noticias malas, explosiones sociales en diferentes países, los venezolanos llegamos a 6 millones de refugiados, el régimen venezolano se restauró, la oposición desapareció; no existe.

Son catástrofes tras catástrofes. No ha sido solo pandemia. Los temas económicos derivados de la cuarentena y, si queremos seguir viendo lo negativo del 2020: familiares y amigos murieron.

Uno mira el 2020 y mira el horror. Yo veo el 2020 como el año que empezó la segunda guerra mundial, donde todo se echó a perder. Hubo cosas buenas, claro, pero no me acuerdo, porque lo malo fue tanto y fue abrumador. Menos mal ya casi termina.

Yo ando guillado y digo ¡Me salvé del Covid en el 2020! pero es que el 2020 no ha terminado. En todo caso habría que decirlo el 1 de enero, pero resulta que el 2021 no tiene por qué ser diferente. Nada nos dice que va a ser diferente.

Yo estoy seguro que, por lo menos en estos lados de Sudamérica, habrá nuevo confinamiento, vamos a estar encerrados y va a ser peor porque la gente ya lo reconoce, no lo acata.

Sobre todo en Suramérica, señores presidentes, si vuelven a meter confinamiento, busquen psicólogos que los asesoren. No quiero estar en sus zapatos porque lo que viene es candela, la gente no va a soportar una cuarentena, una nueva cuarentena.

El tema de U.S.A también es un rollo. Lo que le pase a esa gente repercute en todo el mundo. No sabemos qué va a pasar. Eso se sabrá el 06 de enero. También está el tema económico y, sobre todo, la pandemia. La vacuna está llegando pero va a hacer efecto en 6 meses y necesitas una segunda dosis. Y es tanta la población. La pandemia continúa. Eso nos dice que el 2021 no pinta diferente y en el caso venezolano, menos.

Entonces, viene la pregunta: si tenemos un 2020 tan patético y el 2021 no se ve bien promisorio: ¿cómo afrontamos eso?

¿Con pesimismo? ¿Con desesperanza? ¿Con una visión más allá del realismo tirando hacia el pesimismo? La respuesta es ¡No!

Porque el 2020 nos agarró desprevenidos, nos agarró vírgenes, nos tomó por sorpresa. El 2021 no. Y ese es mi mensaje para ustedes. El 2021 depende de usted. El 2021 depende de su previsión, de su resiliencia.

¿Depende de usted el 2020? ¡No! En el 2020 íbamos por la calle escuchando música y nos cayó la pandemia y nos cambió a todos. En cambio, el  2021 nos va a agarrar a todos nosotros con varias visiones.

La primera: todo lo que puede pasar, pasa, tanto lo bueno como lo malo.

¿Planificar mucho el futuro? ¡Es un error! Planifique corto y pensando en la peor posibilidad. Prevea eso. Prevea lo peor en función de lo peor. Abarque planes de contingencia para que lo peor que le pueda pasar no pase.

Mucha gente tiene esa distorsión cognitiva que si piensa mal le ira mal. Si usted piensa pesimista y es su ánimo psicológico, le irá mal. Es ciencia. La otra cara es: si yo preveo futuro negativo y preveo estrategia, yo puedo transformar mi destino, canalizar la fuerza que viene hacia lo positivo. El amo del destino no es solo una frase. Es el hecho de planificar el futuro sabiendo que todo lo que pueda pasar pasa.

Algo más para el 2021: Inventar cosas, reinventar cosas, reconstruirse.

Usted tiene que reinventarse. Las empresas tienen que reinventarse. Usted no puede seguir pensando como lo seguía pensando. Usted tiene que cambiar la manera en que ve su mundo económico, familiar, trabajando desde casa. ¿Sabe qué será Psicovivir en el nuevo año? Se irá a las empresas porque ahí es donde se reinventa, ahí es donde nos necesitaran.

Reinventarse, reconstruirse, pero con ánimo, porque la desesperanza, la desilusión, lo negativo, no sirve de nada.

En consecuencia, debemos encarar el 2021 con fuerza y dedicación, con todos los ánimos en nosotros. El que va para la guerra va asustado ¡Pero echa plomo! Bueno, justamente vamos con plomo, con toda esa personalidad, con fuerza, con pensamiento racional.

Vamos a dejar el pensamiento mágico religioso. Miren señores, recemos, yo rezo. Pidámosle a Dios, pero planifiquemos, tengamos pilas, pensemos qué vamos a hacer, los tiempos cambian.

Si usted se pone que la virgencita de los 7 mares nos va cambiar, fíjese que no nos ayudó en el 2020. No sé si existe una virgen de 7 mares, para no meterme en problemas invento. No está mal rezar, pero piense, haga cosas, si no lo hace, irremediablemente pierde.

Otro elemento fundamental para este 2021: llénese de amor, reúnase con el amor porque el 2020 nos agarró llenos de odio.

Explosiones, abusos, redes sociales, el delincuente, el malandraje, racismo, la muerte. El 2020 fue el año del odio.

Si queremos encarar mejor el 2021 toca hacerlo desde el amor, debemos reunirnos con la gente que nos ama, con la gente que nos acepte y nos nutre y alejarnos de quienes no. Eso también nos enseñó el 2020: alejarnos de quien nos resta y nos minimiza. No hay que rechazarlo. Aléjate, dale la espalda y camina. El tema es cambiar del odio al amor.

Por último: la eficiencia. Tenemos que ser eficientes en nuestra vida.

No podemos seguir pensando que tenemos un mañana. El 2020 nos enseñó que no siempre tenemos mañana. Hacer las cosas de la mejor manera posible, desde la restauración de tu propia vida, llámese trabajo, vocación, trate de hacerlo de la mejor manera posible, abandone la mediocridad.

Cuando usted haga esto, logrará apreciar su vida desde el valor que da la vida misma. Entonces empiece ya a vivir una vida que merece ser vivida, aunque dure poco por la pandemia o mucho porque te cuidaste.

Prométase a usted mismo en el 2021 porque usted es cosa buena y lo merece.

El próximo año será para que usted se encuentre, destaque y se reinvente. Un gran abrazo para todos ustedes. Y ya lo saben, al 2021 sin miedo.

LA PASIÓN Y LA SUPERFICIALIDAD

Uno de los aspectos que más definen nuestra vida actual es la profunda falta pasión por algo

Pareciera que en la modernidad las pasiones son solo sexuales y no altruistas

La pasión por objetivos altruistas o sociales está supeditada a las pasiones carnales y económicas

Los aspectos de la vida, aquellos que engrandecen al individuo, son dejados de lado por las modas del momento

El altruismo en la actualidad está al servicio del narciso

La pasión por un objeto más allá de si mismo solo se encuentra en personas que saben que la vida es algo más que vivirla

Las pasiones del espíritu parecieran esclavizadas a las pasiones de la carne

Un aspecto de la modernidad es la eterna glorificación a lo simplista y a lo superficial

La pasión en la actualidad consiste en buscar formas de salir del aburrimiento existencial

Es imposible tener pasiones mas allá de sí mismo cuando la vida solo se basa en cubrir necesidades creadas por las modas

Mientras la incultura perdure, la individualidad narcisa imperará

En el mundo moderno la superficialidad colinda con la aprobación social. Mientras más superficial eres, mas al grupo perteneces

Se es superficial en la medida en que tu forma de vida solo depende de la aprobación social o el estar de moda

Los medios de comunicación en su afán de venta, diseñan sociedades llenas de necesidades creadas

En la medida que necesitas mas, eres más  dependiente y menos pasión por crecer tienes

Es imposible ser altruista en un medio individualista

Nada importante se puede lograr sin pasión. Si se logra algo, sencillamente es por superficial

¿ MINUSVALÍA?

Existen personas que nos enseñan de forma permanente que no existen limitaciones cuando la motivación es grande

Admiramos a los seres que convierten sus sueños realidad, pero muchas veces, ni a soñar nos atrevemos

Ver a un minusválido caminar 42 kilómetros nos hace entender que no existen minusválidos

Muchas veces en televisión vemos gente lograr grandes hazañas, mientras rumiamos nuestras penas y nos quejamos de la vida

La motivación es una emoción tan fuerte como el amor y el odio

A veces vemos personas minusválidas que cuando logran hazañas enormes nos demuestran que los minusválidos somos nosotros

Lo imposible generalmente es la forma de vivir de los cobardes

Cuando un medico nos dice que nos queda poco tiempo de vida, realmente está demostrando que no sabe nada sobre motivación

Es imposible, después de ver la hazaña de muchas personas, pensar que hay algo imposible

Un minusválido es aquella persona que sufre de pensar que es minusválido

Un acto heroico generalmente es aquel que es cometido por alguien que no tiene idea que está haciendo algo heroico

Las personas que logran grandes cosas casi siempre tienen en mente ayudar a los demás a hacer grandes cosas

No importa si la motivación explica o no todo en la vida. Si estas motivado le dejas la filosofía a los demás mientras tu logras cosas

Minusvalía, discapacidad, seres especiales, todas etiquetas que no sirven para describir sino tus propios prejuicios

No se puede lograr nada sino estas motivado. Bueno si, si se puede lograr algo: fracasar

No se puede entender una gran hazaña desde la envidia

Muchos somos minusválidos emocionales

Cuando entiendes que la fuerza humana radica en el alma y no en el cerebro, quizás puedas entender algo de lo humano

HOY FUE UN DÍA FELIZ

Hoy fue un día especial. Todos los integrantes de la UNIDAD DE APOYO PSICOLOGICO A LAS PERSONAS CON OBESIDAD fuimos a subir el cerro “El Casupo” en Valencia, Edo, Carabobo. Venezuela. Un cerro alto, empinado, muy pedregoso y difícil de transitar. Iniciamos la caminata a las 8 de la mañana y regresamos a las 12 del medio día.

La travesía estuvo cargada de simbolismos. La subida fue trabajosa y lenta, pero todos estábamos muy alegres y no nos dábamos cuenta de lo empinado, hacíamos pausas y aun así seguíamos subiendo; el paralelismo con la obesidad es innegable. La bajada fue muy lenta, difícil, dolorosa y con muchísimo esfuerzo; de nuevo la obesidad se asoma como objeto simbólico de este proceso. Al final, todos agotados, sonriendo y con la meta cumplida. De nuevo, el camino se vuelve símbolo.

Mientras subíamos las personalidades de cada uno de los integrantes se iban desarrollando. Nada como el cansancio para que la psicología individual elimine sus trabas y salga a flote. Había la chistosa, la motivadora, el protector, el silencioso, el alejado, la quejona, y más aún. Cada uno formando parte de un equipo y a su vez luchando de forma individual con el reto que se planteaba al subir esa empinada montaña.

Muchas cosas afloraron: la envidia hacia quienes subían y bajaban corriendo, la admiración hacia los cuerpos perfectos, la ilusión de ser atractivo a personas que son modelos físicos de nuestros anhelos, complejos y fortalezas. Nada como un reto físico para que afloren las emociones. La travesía fue larga como lo es nuestra lucha con la obesidad.

Cada uno de nosotros se sentía parte del grupo y el grupo era parte nuestra. Por un momento sentí que nos amamos y a pesar de lo extenuados que estábamos, nadie dejaba de ayudar a los demás. Era como la sociedad que queremos, todos juntos, solidarios, amorosos, respetuosos y a su vez limitando nuestra individualidad y asumiendo el reto en solitario. La sociedad perfecta.

Al final nos despedimos, cada uno no podía con su alma, nos vimos a los ojos y cada uno sabia que el otro era un exitoso y que uno formaba parte de eso. Yo particularmente hace menos de un año no podía caminar un centro comercial completo, hoy subí uno de los cerros más difíciles de Valencia. La realidad es que cada uno de los integrantes de la Unidad fue y es un sobreviviente de la obesidad y un éxito en su vida.

Hoy fue un día feliz

 

Si deseas ingresar al programa UAPPO (Unidad de Apoyo Psicológico a la Persona con Obesidad) llena el siguiente formulario y le enviaremos toda la información